¿Son más caras las secadoras de condensación?

0

Si ya tienes claro que lo que necesitas para tu hogar es una secadora y tu decisión ha sido escoger una de condensación, te aconsejaría que el siguiente paso que debes dar, es buscar secadoras de condensación baratas.

Quizá la decisión más difícil, que es escoger qué tipo de secadora comprar, ya la has tomado, pero aun así te hablaré un poco de las ventajas de las secadoras de condensación y para ello creo que lo más sensato es explicarte de forma sencilla cual es el funcionamiento de este tipo de secadoras.

En una secadora de condensación el aire se calienta a través de una resistencia eléctrica y se convierte en vapor de agua. Cuando el agua se enfría, se recoge en un depósito que hay que vaciar una vez finalizado el ciclo de secado.

Algunas secadoras de este tipo ofrecen la posibilidad de sustituir el depósito de agua por un desagüe que se puede conectar a la salida de agua de la lavadora. Si tienes la opción de optar por esta posibilidad te ahorras la tarea de tener que vaciar el depósito después de usarla. El inconveniente de optar por este método es que no podrás colocar la secadora en cualquier lugar, por ejemplo, en la terraza, sino que tendrás que instalarla obligatoriamente cerca de donde tengas instalada la salida del agua. Esto solo es posible si dispones de espacio suficiente en tu cocina para colocarla.

La gran ventaja de este tipo de secadoras es que suelen ser bastante económicas y son muy eficientes energéticamente.
Además, cuentan con un programa específico para cada tipo de tejido, por lo que no tendrás que preocuparte por tus prendas que siempre estarán cuidadas al máximo siempre que elijas el programa adecuado.

3 motivos para comprarte una

Seguramente no necesito convencerte que necesitas una secadora de condensación, puesto que ya has tomado la decisión de comprarla, pero aún así te voy a dar 3 motivos para reafirmar tu decisión de comprarte una:

1- Son baratas y su consumo energético es muy bajo.
2- Cuidan tus prendas, incluso las delicadas, gracias a sus programas específicos.
3- Dispondrás de tus prendas secas en el menor tiempo posible.

 

Secadoras de condensación baratas

Como en casi todo, en el mercado puedes encontrar una gran variedad de modelos de todas las marcas y si pierdes un poquito de tiempo, seguro que encuentras secadoras de condensación baratas que cumplirán con tus expectativas fácilmente y sin necesidad de hacer una gran inversión.

Para ayudarte en tu elección te voy a hablar de algunos modelos de secadoras baratas por los que podrías decantarte:

Secadora de condensación Balay 3SC871B

Balay es una de las marcas que te ofrece la posibilidad de encontrar secadoras de condensación baratas, y para muestra un botón.

Este modelo tiene una capacidad de carga de 7 kg. Cuenta con un control de secado por sensores de humedad. Además puedes unirla a tu lavadora en columna con un kit de unión. Y por supuesto, además de sus múltiples programas para cada tipo de prenda, cuenta con un programa rápido de 40 minutos, que te salvará en más de una ocasión cuando necesitas secar alguna prenda rápidamente.

Secadora de condensación Bosch WTH85200ES

Otra marca que también te ofrece secadoras de condensación baratas y muy buenas garantías, es Bosch. En concreto este modelo tiene una clase de eficiencia energética A++. Su capacidad de carga es de 8 kg. Dispone de un Tambor VarioSoft que seca y cuida tu ropa más delicada y cuenta con un sistema de protección antiarrugas.

Secadora de condensación AEG T6DBG821

Quizá un poquito más cara que las anteriores, este modelo de secadora de AEG también cuenta con muy buenas prestaciones. Su capacidad de carga es de 80 kg. Dispone de tecnología ProSense® que quiere decir que analiza automáticamente cada carga y te ofrece un secado a medida.

 Consejos para elegir tu secadora de condensación

Independientemente del modelo de secadora que escojas, sí que hay ciertas pautas que te vendrá bien saber para elegir correctamente tu electrodoméstico. Por ejemplo, yo te recomiendo que escojas siempre una secadora con una capacidad de carga mayor que tu lavadora. Es decir, si tu lavadora tiene una capacidad de carga de 7 kg, mi recomendación es que escojas una secadora con 8 kg de carga. ¿Qué por qué te digo esto? Pues porque la ropa mojada o húmeda siempre pesa más que la ropa seca y por tanto, si metes 7 kg de ropa seca a tu lavadora, pesarán más cuando vayas a meter esa misma ropa mojada en la secadora.

Además, al igual que en la lavadora, es aconsejable no llenar la secadora al máximo, sino dejar alrededor de un 20% del tambor libre de ropa. Esto hará que tus prendas se sequen en menos tiempo, que no se arruguen tanto, que estén mucho más cuidadas, además por supuesto de que al secarse antes, tu secadora consume menos energía.

Envía un comentario