Secar con la secadora, dentro de casa o en la calle

0

El secado de la ropa manual en el interior del hogar impera cuando no se dispone de espacio exterior tal como una solana o patio. Otro aspecto a tener muy en cuenta es el estado del tiempo, si hay mucha humedad o simplemente hace mal tiempo, secar las prendas se hace tarea harto complicada. Si además, no puedes permitirte un electrodoméstico como una secadora, pues la operación de mantener tu ropa seca regularmente puede resultar imposible.

No obstante existen algunos trucos con lo que podrás secar tus prendas en el interior de la vivienda más rápidamente sin necesidad de tener una secadora de ropa como aliada. Estos son algunos de ellos:

  • Elige el tendedero plegable adecuado.

Elegir el tendedero de interior que se pueda colocar en su sitio cálido, bien ventilado y en la medida de lo posible que le dé el sol es una buena práctica.

  • Abre la ventana para evitar la condensación

Evita que la ropa se impregne con mal olor que puede causar la humedad y el moho.

  • Quita el exceso de agua.

Realizar esta operación hará que la ropa se seque más rápido y no huela a humedad.

  • Sacude bien.

Antes de tender la ropa en casa, sacudir enérgicamente cada prenda evitará mayores arrugas.

Las secadoras cuidan de tu ropa

Si por el contrario tienes el poder económico y el espacio para poder tener una secadora de ropa, debes de saber que en la actualidad, este tipo de electrodomésticos ofrecen un máximo cuidado con tus prendas, protegiendo su decoloración y el desgaste que supuestamente sufren al ser secadas por este medio. Además, y con el fin de desmontar posibles falsos mitos, has de tener en cuenta que quien estropea realmente la ropa, son los rayos ultravioletas provocados por el sol.

Los mejores electrodomésticos para secar la ropa en el interior del hogar que existen en el mercado actual sin duda alguna, son las nuevas secadoras de ropa equipadas con bomba de calor. Estas secadoras disponen de un consumo mínimo y harán que su coste eléctrico sea muy inferior a otro modelo. Además, tienen otras muchas ventajas como la disminución de las arrugas en la ropa, su compatibilidad con las personas alérgicas, ya que su alta temperatura mata los ácaros y sobre todo la optimización del tiempo.

Existen otros dos tipos de secadoras en el mercado actual: las secadoras de ropa de evacuación y las de condensación. Es cierto que las secadoras de evacuación son algo más antiguas y necesitan extracción, pero siguen siendo las más usadas actualmente en los hogares por su precio más económico.

Envía un comentario