¿Secadora de evacuación o de condensación?

0

Las secadoras de ropa que puedes encontrar en el mercado actual, son tan eficaces, rápidas, cómodas y fiables que puedes tener tu colada seca en un tiempo récord. El mecanismo de funcionamiento de una secadora no es demasiado complejo, absorbe el aire de la estancia y lo calienta para introducirlo en el tambor interior que a su vez gira con la carga.

Según la OCU, las secadoras son cada vez más imprescindibles en los hogares. Según estudios recientes por parte de la OCU (organización de consumidores y usuarios), un 29% de las viviendas españolas, integran una secadora.

Ante una comparativa de secadoras de evacuación y de condensación, es cierto que la tecnología de condensación, pero resulta más eficiente. Es por ello, que tiene cada vez más éxito y están comiendo terreno a los anteriores modelos de evacuación.

En la actualidad se conocen dos tipos de secadoras de ropa, clasificándose en la manera en que expulsan la humedad de las prendas: las secadoras de evacuación y las de condensación.

Las secadoras de evacuación son las más utilizadas por los consumidores, ya que son más económicas y ahorran más energía respecto a las de condensación. El único inconveniente es que se deben de instalar siempre en una estancia con salida al exterior para poder colocar su tubo de evacuación que hace expulsar el aire húmedo.

Las secadoras por condensación son más prácticas y modernas, contienen un depósito interior que absorbe el vapor del agua en un proceso simple y rápido.

Si quieres tener la mejor visión según el apartado Ocu secadora que ofrece esta organización en la red, estos son algunos rápidos consejos de los que puedes fiarte:

  • Planea y analiza bien los espacios de tu hogar.
  • Compra según tus necesidades reales.
  • Busca un buen asesoramiento a través de profesionales del sector o amigos.
  • Evita las compras impulsivas.
  • Averigua todo sobre los servicios post-venta que te ofrece el fabricante.
  • Presta atención a los sonidos de la secadora de ropa en funcionamiento.

Envía un comentario