¿Sabes cómo lava la ropa tu lavadora?

0

En cualquier hogar del tipo que sea, una de las tareas domésticas que sin duda se realiza con más frecuencia es hacer la colada, incluso seguramente en algunas casas lo hacen más de una vez al día.

No es algo en lo que nos paremos a pensar, simplemente metemos la ropa sucia, llenamos el cajetín con el detergente y suavizante, elegimos el programa y esperamos a que acabe para sacar nuestra ropa limpia y sobre todo que la cuide (lavadoras que cuidan tu ropa)
Pero realmente sabes ¿cómo funciona una lavadora? No es que necesites saber o conocer todas las piezas que componen este electrodoméstico ni la función de cada una de ellas, pero si es cierto, que entender cómo funciona una lavadora y conocer los diferentes ciclos y programas te ayudará a utilizar todas sus funciones de la forma más óptima, lo que hará a su vez, que tus prendas estén mucho más cuidadas y que aprendas a ahorrar en recursos, como en el uso de agua o energía del electrodoméstico.

Si eres de aquellas personas que has oído hablar muchas veces de los ciclos de lavado pero no sabes exactamente lo que son, te diré que un ciclo de lavado es el tiempo que tarda la lavadora en realizar un lavado completo, incluso te diría que cada ciclo comienza en el momento en que introduces la ropa sucia en el tambor de tu lavadora.

Como es evidente, existen diferentes ciclos que cambian en función de la temperatura del agua, la duración de lavado, aclarado y centrifugado, o de si el tipo de centrifugado es más suave o incluso si se prescinde de él.

Aprende a usarla de forma óptima

Ahora que ya sabes qué son los ciclos de lavado, es importante que sepas también qué programa debes elegir entre todos los que te ofrece tu electrodoméstico, ya que existe uno para cada necesidad, y es importante que para hacer un buen uso de tu lavadora y mantener tus prendas cuidadas, elijas exactamente aquel que necesitas.

La mayoría de lavadoras presentan sus programas en función del tipo de tejido que vas a lavar, aunque también existen otros parámetros, como el nivel de carga.

Lo primordial, si quieres mantener tus prendas en buen estado, es comenzar por separar la ropa por tipo de tejido y color antes de meterla en la lavadora. Una vez hemos seleccionado las prendas que vamos a lavar, elegimos el programa correcto en el display.

Solo si vas a lavar prendas muy sucias es recomendable usar el ciclo de prelavado, que consiste en un ciclo muy rápido que ayuda a eliminar la suciedad más adherida.

Cuando comienza el ciclo es cuando el tambor se llena de agua que recoge evidentemente de la tubería. Posteriormente comienza el lavado y lo que ocurre es que se acciona un motor que mueve el tambor y mezcla de manera continua el agua y el detergente con la ropa.
El siguiente paso sería el aclarado cuya función es eliminar el detergente de la ropa una vez finalizado el lavado. En el agua que se elimina con el aclarado, se elimina también la suciedad de la ropa, sin embargo las prendas todavía están muy mojadas.

El número de aclarados depende también de la cantidad de detergente que hemos echado, o del programa que hemos elegido.

El último proceso del ciclo es el centrifugado y es en este proceso en el cual se elimina la mayor cantidad de agua posible de las prendas, facilitando así su secado.

La velocidad de centrifugado se mide en revoluciones por minuto (rpm), y cuantas más tenga una lavadora, más seca quedará tu ropa y menos tiempo invertirás en el secado.

Durante el centrifugado, la ropa se desplaza hacia los bordes del tambor, y la fuerza centrífuga hace que el agua se desprenda de los tejidos y salga del tambor a través de los orificios de sus paredes. Esta agua es recogida y eliminada a través de la bomba de vaciado y del desagüe.

Según el programa seleccionado, este último paso del centrifugado puede no realizarse si se trata de tejidos más delicados para evitar así su fricción y que se estropeen con facilidad.

Consejos de uso

Como ya os he dicho anteriormente en este post y en otros también, es muy importante elegir correctamente el programa adecuado, no sólo para un correcto lavado de tus prendas y que éstas estén cuidadas al máximo, sino también para optimizar el uso de tu electrodoméstico.

Para ello, empieza separando tus prendas antes de lavarlas. Estos consejos te ayudará a saber qué programa elegir:

  • Lava por un lado la ropa blanca y por otro la ropa de color
  • Lava junta la ropa de tejidos similares, como poliéster, mezcla de color o prendas sintéticas
  • Separas las prendas de punto y de pana y lávalas a parte con un programa para prendas delicadas evitando así que puedan encoger
  • Utiliza bolsas de lavado para prendas de lana, pantys o lencería

 

 

Envía un comentario