Reparaciones sencillas en la lavadoras

0

Si quieres que tu lavadora lave tu ropa como el primer día, deberás dedicarle a ella también un poco de tu tiempo y mantenerla limpia. Así evitarás que la suciedad acumulada en su interior pase a tus prendas en forma de manchas indeseadas.

Para que esto no ocurra te aconsejamos limpiar con cierta frecuencia la goma de la lavadora. Ahí se acumula mucha humedad y suciedad que pasa desapercibida si no miramos bien debido a los pliegues. Pero extiéndelos y verás cómo tras unos lavados necesita una limpieza.

Esto produce, además, malos olores y puede provocar la aparición de moho. Si nuestra lavadora no está en buen estado, no limpiará bien nuestra ropa.

¿Cómo limpiar bien la goma?

La goma evita que el agua salga del exterior de la máquina y, por eso, acumula restos de agua, jabón y detergente. Esto como decimos puede producir hongos y malos olores que pasan a nuestra ropa. Muchos cambian de lavadora cuando esto se produce pero no hace falta. Solucionarás el problema limpiando o cambiando la goma.

– Limpia con un trapo o bayeta el interior de la goma.

– Aplica amoniaco con agua en las manchas y en el mojo para eliminarlo.

Ojo con no hacerlo bien: ¿cómo cambiar la goma de la lavadora?

Antes de quitarla, fíjate bien en cómo está colocada para luego ajustarla correctamente.

1. Retirar la sujeción: con la ayuda de un destornillador saca la brida que sujeta la goma.

2. Saca la goma: quita la goma y métela hacia el tambor para quitar la brida interior con un destornillador pues viene atornillada.

3. Retira la goma; ahora que las bridas están retiradas y la goma suelta, puedes sacarla hacia afuera.

4. Limpia el hueco donde estaba colocada la goma con un trapo húmedo.

5. Coloca la goma nueva: encaja la goma en la posición correcta y coloca la brida interior y después la exterior. Lo mismo que hemos hecho antes pero a la inversa.

Usamos con mucha frecuencia la lavadora de ahí que en algún momento de su vida útil tengamos que cambiar la goma de la lavadora.

De todas formas, si te sirve de más ayuda, siempre puedes preguntar al servicio de atención al cliente de tu marca. Algunos fabricantes como Balay, Bosch o Siemens tienen técnicos que se encargarán de darte las recomendaciones y los pasos indicados para hacer este cambio. Además en sus páginas webs encontrarás la goma y los accesorios para ese modelo en concreto de lavadora. Debemos asegurarnos ante todo que las piezas o repuestos corresponden a ese modelo en concreto.

Por ejemplo, en Balay directamente te aconsejan que llames al servicio técnico oficial al teléfono 976 305 712 si quieres cambiar la goma. También puedes solicitar tu cita de forma online.

Un técnico, afirman, realizará el cambio del fuelle de embocadura porque, a no ser que seas un manitas, no es fácil. Esta casa también da la opción de registrar tu electrodoméstico, de esta forma accederás a todos las piezas y repuestos que puedes cambiar en ese modelo y no te equivocarás ni volverás loco para encontrar la pieza adecuada.

Por otro lado, si no te atreves a hacer tú mismo, siempre puedes echar mano del servicio “manitas” de los seguros del hogar. Una vez al año cubren un servicio para hacer este tipo de reparaciones en el hogar.

Otra avería de la lavadora es la acumulación de suciedad o la aparición de hongos en el cajetín del detergente. Puede ocurrir incluso que estas partículas bloqueen el paso del agua.

Esto tienen una rápida solución. Para evitar amontonamientos de jabón en el dispensador lo que tenemos que hacer es limpiarlo con frecuencia con un trapo húmedo y echarle un vistazo cada vez que lo abramos para ver si se han formado hongos.

Si tu lavadora hace demasiado ruido puede ser por varias razones. La más común es que se haya soltado el tambor. Para estos casos, sólo podemos acudir a un técnico, ya que no es una avería que podamos solucionar nosotros.

¿No centrifuga? Esta es también otras de las averías más frecuentes en las lavadoras antiguas. Se detienen a mitad del ciclo y no acaban con el centrifugado.

Seguro que te ha pasado en alguna ocasión, que al abrir la puerta de la lavadora, ha salido un torrente de agua inundando toda la cocina. Esto puede deberse a un bloque en la manguera del vaciado que impide que el agua salga. Esta avería tampoco podemos solucionarla nosotros por nuestra cuenta, así que deberemos acudir de nuevo a un técnico oficial.

Por eso cuando vayas a comprar un nuevo electrodoméstico, no te olvides de preguntar por el servicio técnico. En ese momento no le das importancia, pero años después puede salvarte de más de un apuro.

Envía un comentario