¿Qué tiene que tener la mejor secadora?

0

En este artículo vamos a resumir las prestaciones que tiene que tener la mejor secadora. Así, en el momento en que tengas que elegir una, tendrás toda la información para acertar con tu compra.

Hay mucha documentación sobre secadoras porque hay distintos tipos de funcionamiento. Puede llegar a ser un poco complicado elegir un modelo, por ello te aconsejamos estar debidamente informado.

Principales funciones

Lo primero que tenemos que saber es que hay tres tipos de secadora en el mercado: las de evacuación, las de condensación y las de bomba de calor.

La secadora de evacuación es la primera que salió al mercado y, al igual que la de condensación, funciona con una resistencia eléctrica. Además tiene una particularidad: necesita una salida al exterior por la que evacuar el agua. La secadora de condensación, en cambio, funciona con un condensador.

Estos dos tipos de secadoras (evacuación y condensación) consumen más energía que las secadoras de bomba de calor, que son las últimas que salieron al mercado y, por tanto, las más eficientes.

Eso sí, también son más caras. Estas secadoras reutilizan el aire caliente que emplean para secar la ropa y lo reparten por el interior del tambor de forma homogénea gracias a un ventilador.

Como decimos, la mejor secadora ahora mismo es la de bomba de calor porque es mucho más eficiente que las anteriores. Hay que tener en cuenta, no obstante, que con estas secadoras la ropa no sale totalmente seca, sino que sale un poco húmeda. Esto puede ser un inconveniente para aquellos que están acostumbrados a utilizar una secadora de evacuación o condensación. De hecho, si la compran sin saber este pequeño detalle, llegan a pensar que su secadora se ha estropeado. Pero no es así. El sistema de secado es menos agresivo y la ropa sale con un poco de humedad. Esto no deja de ser una ventaja, ya que el secado extremo acaba deteriorando la ropa y provocando una pérdida de color. Las secadoras con bomba de calor, en cambio, son mucho más cuidadosas precisamente y el secado es más delicado.

Hace unos años la secadora se situaba en el puesto número uno de los electrodomésticos que más energía consumen. Esto era un freno también para su venta. Pero esto ha cambiado con el nuevo sistema de secado con bomba de calor, que ha mejorado notablemente la eficiencia energética. De hecho, estos modelos de secadoras alcanza el A+++, es decir garantizan el menor consumo de agua y energía posible.

Al igual que las lavadoras, las secadoras tienen también programas de secado específico para cada tipo de prenda. La ropa deportiva, impermeable, plumas, como anoraks, cojines, edredones o colchas o la lencería tienen un programa de lavado concreto.

Cada uno ajusta la temperatura y la duración teniendo en cuenta el tipo de tejido. No es lo mismo secar un chubasquero o una prenda outdoor que un relleno nórdico.

La mejor secadora, además, es también una secadora inteligente gracias a su conexión a internet. Estos electrodomésticos se conectan a la red wifi, de tal forma que el usuario puede controlarla a distancia desde una aplicación móvil. Algunos marcas como Siemens, Bosch o Balay funcionan con la app Home Connect, que cuenta con un interfaz muy intuitivo y fácil de usar.

Así podrás encenderla mientras estás en el trabajo para que finalice justo al llegar a casa y puedas recoger la ropa sin necesidad de esperar. Podrás también poner más secadoras al día si así lo necesitas ya que no necesitarás estar en casa para hacerlo.

Si no tienes espacio para colocar una secadora, pero no quieres renunciar a sus ventajas, existe un electrodomésticos dos en uno que puede ser la solución perfecta. Nos referimos a las lavadoras-secadoras. Estos electrodomésticos pueden ser utilizados de forma separada como lavadoras o secadoras, o como una lavadora con función secado. En este último caso lo único que tienes que tener en cuenta es que la capacidad del aparato se reduce a unos seis kilos para que pueda lavar y secar bien en el mismo ciclo.

A continuación hemos seleccionado algunos modelos de secadoras que reúnen todas estas prestaciones con información de las marcas recogidas en sus páginas webs.

Secadora con bomba de calor de Bosch

  • Clase de eficiencia energética A+++ -10%: consume un 10% menos que la mejor clase de eficiencia energética del mercado A+++.
  • Nivel de ruido 61 dB: el mejor nivel de ruido en clase A+++.
  • Condensador autolimpiante: se limpia sólo y mantiene el consumo de energía constante durante la vida útil de la secadora.
  • Tambor VarioSoft: seca y cuida tu ropa más delicada gracias a la estructura única de su tambor.
  • Panel de mando intuitivo: elige fácilmente el programa adecuado para tu colada.

Secadora con bomba de calor de Balay

  • El condensador autolimpiante limpia las pelusas del condensador de forma automática.
  • Gracias a su capacidad de 9 kg, seca desde tu colada diaria a grandes piezas como edredones o cortinas. ¡Comodidad a lo grande!
  • ¿Has olvidado un calcetín o una toalla? No pasa nada, pulsa el botón pausa+carga y añádelo a la secadora.
  • Esos calcetines nunca más se quedarán ahí olvidados con la iluminación interior del tambor.
  • Si no quieres tener que vaciar el depósito de condensación manualmente, puedes conectar tu secadora al desagüe. (Incluye tubo)

Envía un comentario