Qué tener en cuenta antes de comprar una lavadora secadora

0

Es cierto que hace algunos años comprar una lavadora secadora no entraba en los planes de la mayoría de los consumidores. La apuesta por este tipo de electrodoméstico multifuncional, no resultaba ganadora. Las valoraciones que los usuarios y los profesionales del sector tenían sobre las lavadoras secadoras no eran muy buenas, eran aparatos que se estropeaban con facilidad y no aportaban un buen funcionamiento, a pesar de las ventajas que se les atribuían.

No obstante, hoy en día las lavadoras multifuncionales existentes en el mercado, son máquinas muy versátiles, funcionales y ofrecen un gran rendimiento. A pesar del elenco de consumidores reacios que aún existe, comprar una lavadora secadora, se ha convertido en todo un acierto y ofrece una serie de ventajas respecto a la adquisición de los aparatos domésticos asociados al lavado y secado de las prendas del hogar.

Comprar una lavadora secadora supone ocupar el mismo espacio que una lavadora convencional, pero incluir en el mismo la opción de secado sin tener que recurrir a otro electrodoméstico. Un factor más que importante para las viviendas con menor espacio.

A la hora de comprar una lavadora secadora, debes de tener en cuenta que son muy versátiles, ya que tienes la posibilidad de lavar y secar por separado y cuentan con programas específicos para hacerlo.

Es cierto que en cuanto al consumo energético, éstas gastan más que una lavadora convencional, pero no por ello supone un gasto de electricidad superior al resultante que se obtiene de utilizar estos dos electrodomésticos de manera independiente. En todo caso, ofrecen una salida muy interesante para cuando necesitas tener lista la ropa con cierta celeridad.

Con una lavadora secadora en el hogar, te olvidarás de las prisas por tender la ropa que te has dejado dentro de la lavadora y cuando limpies el filtro, lo harás para de una sola vez.

Disponer de una lavadora multifunción del mercado actual supone ahorro de esfuerzo y tiempo.  Te evitarás más de una arruga y, por supuesto, el tiempo y energía mal empleados en el secado de la ropa en tendederos y en el planchado. Aunque el tambor de una lavadora secadora tiene una capacidad menor, resulta más que suficiente.

En referencia a los precios de lavadoras secadoras, estas salen más rentables que adquirir por separado cada aparato. Busca el modelo que más se adapte a tu estilo de vida y no dudes en hacerte con una de ellas, notarás la diferencia.

Envía un comentario