¿Qué secadora eligirías?

0

El mundo de las secadoras es un mundo aparte. Hay una gran variedad y es fácil perderse en ella. Lo cierto es que ahora estos aparatos son imprescindibles en las zonas húmedas del país, como la costa, donde secar la ropa en invierno es una tarea que lleva muchos días.

Tener una secadora nos permite poner la lavadora todas las veces que queramos. Nuestra ropa no se acumulará en el tendedor y tendremos la casa mucho más organizada.

Detalles de cada tipo de secadora

Lo primero que tienes que tener en cuenta antes de comprar una secadora es si tienes hueco para ella. Lo ideal es ubicarla junto a la lavadora para que no tengas que ir con la ropa de un lado a otro de la casa. Si la lavadora está instalada en una galería o en un cuarto de planchado será más fácil encontrar ese espacio que buscas. También puedes ponerlas en columna sin problema, es decir la secadora encima de la lavadora.

Una vez que has resuelto este primer “objetivo” pasamos al siguiente. ¿Qué tipo de secadora? En el mercado encontrarás secadora de evacuación, secadora de condensación y secadora de bomba de calor

Si estás entre una secadora de evacuación y una de condensación, sigue leyendo. Vamos contarte las diferencias entre ellas y las ventajas que puede aportar cada una porque hay una gran variedad, y es importante que antes de elegir el modelo, conozcas cómo funciona.

La secadora de evacuación fue la primera que se lanzó al mercado. Su sistema de funcionamiento es el más sencillo de todos. Coge aire del exterior y lo calienta mediante una resistencia eléctrica. Cuando el aire está caliente, éste se introduce en el interior del tambor.

Al entrar en contacto con la ropa mojada, se genera una humedad que es expulsada al exterior mediante un tubo. Por eso para instalar este tipo de secadoras hace falta una salida al exterior o poner un recipiente para la salida del agua.

Las secadoras de evacuación son las más económicas de todas, pero también las menos sostenibles. Consumen más energía que las de condensación o las bomba de calor y eso acaba notándose en la factura de la luz. Además son más agresivas con la ropa, que puede acabar deteriorándose si pasa mucho por la secadora.

No obstante hay quienes prefieren este sistema de secado porque la ropa sale totalmente seca, a diferencia de lo que ocurre con las secadoras de condensación o de bomba de calor donde la colada sale un pelín húmeda.

Por eso todavía podemos encontrar secadoras de evacuación en el mercado, aunque hay marcas que ya no las incluyen en su catálogo y han apostado por las secadoras de condensación y bomba de calor. Este es el caso, por ejemplo, de Balay o de Bosch.

Secadora de condensación

¿Cómo funciona una secadora de condensación? Esta también funciona con una resistencia eléctrica que calienta el aire y lo convierte en vapor de agua. La diferencia está en que es un circuito cerrado, “donde el aire húmedo en lugar de ser expulsado al exterior, se introduce en un intercambiador refrigerado haciendo que se condense la humedad que transporta en una bandeja”, según explica la OCU.

“Ese mismo aire vuelve a psar por las resistencias elétricas y vuelve a entrar en el bombo, de tal manera que, al no ser aire nuevo del exterior, es necesaria menos energía para elevar la temperatura”, apunta. Esto hace que estas secadoras sean mucho más eficientes que las de evacuación.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta en este tipo de secadoras es que el agua se recoge en un depósito que hay que vaciar periódicamente. Esto permite que podamos colocar la secadora donde queramos y que no dependamos de una salida de agua, si bien puede ser un “incordio” vaciar ese depósito, por ello, algunos modelos tienen la posibilidad de sacar el agua mediante un desagüe.

A continuación, añadimos algunos modelos de secadoras de condensación.

Secadora de condensación de 8 kilos de Bosch (690 euros)

  • Tambor VarioSoft: seca y cuida tu ropa más delicada gracias a la estructura única de su tambor.
  • Es posible elegir el grado de secado adecuado para tu colada.
  • Display LED: fácil y sencillo gracias a su gran display.

Secadora de condensación de 7 kilos de Bosch (560 euros)

  • Tambor VarioSoft: seca y cuida tu ropa más delicada gracias a la estructura única de su tambor.
  • Es posible elegir el grado de secado adecuado para tu colada.
  • Display LED: fácil y sencillo gracias a su gran display.
  • AntiAlergias Plus: programa especial para alérgicos o pieles sensibles.

Por último, las secadoras de bomba de calor son las más eficientes de todas porque no utilizan resistencia eléctrica, sino una bomba de calor. “Esto hace que sean hasta 3 y 4 veces más eficientes”, según la OCU.

Otra opción muy interesante es hacernos con una lavadora-secadora como las que podemos encontrar en Siemens o Balay. Es un electrodoméstico dos en uno que nos facilitará mucho la tarea.

Envía un comentario