Por qué la lavadora no centrifuga

0

¿Incidencias con tu lavadora? No te preocupes, tras un análisis del equipo seguro que consigues encontrar la causa y ponerle remedio rápido. A veces los electrodomésticos pueden presentar alguna anomalía en su funcionamiento. Esto no quiere decir que debas de prescindir de ellos o sustituirlos es muy probable que puedas por ti mismo combatir el problema. Si has gritado últimamente ¡mi lavadora no centrifuga! Es probable que se deba a un problema de mantenimiento. Con una desinfección y limpieza del filtro de la lavadora puedes arreglarlo. Si nunca te ha pasado antes en este post encontrarás las herramientas para solventar este problema. Se trata de pasos sencillos que te permitirán volver a disfrutar del aparato en poco tiempo.

Posibles causas y soluciones

Una queja como la de que mi lavadora no centrifuga no es una alarma que se oiga muy a menudo en los hogares de hoy en día. Si ves que la ropa de tu casa sale mojada de la lavadora es necesario que busques las posibles causas, y de esta manera lo puedas solventar de una manera rápida y eficiente. Las marcas de electrodomésticos con la compra de los equipos adjuntan un manual de instrucciones. Estas guías suelen tener una sección dedicada a problemas habituales en los equipos. Antes de preocuparte lo mejor es que busques en esta guía la incidencia de la función de centrifugado y tomes nota de las causas a las que puede ser debido y revises el equipo. Si has perdido el manual o ves que no pone nada al respecto puedes seguir las siguientes indicaciones. Gracias a estas pautas lograrás reanudar los lavados en tu lavadora sin ningún tipo de problema.

  • Problemas con la salida del agua de la lavadora

No te desesperes si has tenido que gritar ¡mi lavadora no centrifuga! A veces este problema puede estar producido por una obstrucción del conducto extractor del agua. Las lavadoras cuentan con una doble conexión, tienen que estar conectadas a la corriente eléctrica de la vivienda y a una toma de agua. La conexión a la toma de agua tiene una entrada y una salida. Si tu lavadora no centrifuga puede que la conexión de salida del agua no esté en buen estado. Esto sucede en ocasiones con estos electrodomésticos. Para solventar el problema debes de revisar la manguera, puede que se haya atascado, o recibido un golpe. Si la manipulas con cuidado puedes devolverla a su forma original. Esta es la mejor manera de brindarte un buen funcionamiento posterior del equipo. Puedes hacerlo tú en casa sin necesidad de llamar al servicio técnico oficial.

  • Puede que la lavadora no cierre bien

Las lavadoras tienen una puerta de cierre hermético, garantizado por unas gomas. El problema en ocasión de estas gomas es que pueden resquebrajarse y presentar signos de deterioro. En este caso la lavadora puede que no funcione correctamente y en un momento grites mi lavadora no centrifuga. Para el correcto funcionamiento del cierre de la lavadora sólo tienes que aplicar unas sencillas medidas de limpieza. Los remedios caseros pueden serte de utilidad en este punto. Con un bastoncito de algodón puedes pasar unas gotas de aceite alrededor de las gomas, de esta manera las hidratarás y volverás a conseguir que la lavadora cierre correctamente.

  • Un problema con la bomba de la lavadora

Las bombas de las lavadoras son uno de los recambios que más se deterioran de estos equipos de lavado. Su reemplazo no es difícil. En el manual de instrucciones tienes los pasos para cambiar la bomba. Si ves que mi lavadora no centrifuga esta es una de las causas más probables. En este caso puedes optar por llamar al servicio técnico oficial y que revise el funcionamiento del aparato, o hacerlo tú mismo con las ayudas del manual de instrucciones. Estas bombas puedes comprarlas en tiendas especializadas en electrodomésticos, o directamente en la página web de fabricante. Verás como de esta manera consigues que tu lavadora vuelva a comportarse con normalidad.

 

 

 

Envía un comentario