¿Poco espacio? Lavadoras secadoras integrables

0

Las lavadoras secadoras integrables son los electrodomésticos que cumplen la función doble de lavar la ropa y secarla. Resultan ser unos híbridos entre la lavadora tradicional y una secadora de gran potencia. Poseen múltiples prestaciones, entre ellas destacan que te ayudan a ahorrar espacio dentro de tu hogar porque logras tener en un solo aparato todas las funciones que hacen dos electrodomésticos por separado. Por eso resultan ideales para pisos reducidos o casas con poco espacio.

En cuanto al consumo energético, ya sabemos que las secadoras y las lavadoras individuales son de los aparatos que más consumen electricidad; no obstante cuando se trata de un solo producto, el consumo es mucho menor. Por otro lado, también te ahorras tiempo y esfuerzo, al evitar tener que sacar la ropa una y otra vez.

A diferencia de las lavadoras secadoras normales, las lavadoras secadoras integrables se caracterizan por integrarse totalmente con el mobiliario. Puedes elegir dónde la quieres, ya sea en la cocina o en el lavadero si dispones de él. Lo mejor es que harás que parezca otro mueble más de tu hogar en lugar de un electrodoméstico.

Normalmente las máquinas integrables llevan una puerta frontal para disimular la lavadora secadora, haciendo que ésta pase desapercibida en nuestro hogar. Hoy en día puedes encontrar cocinas integrables que te sorprenderán por lo que esconden.

Sin duda, la ventaja de estos maravillosos electrodomésticos es su diseño elegante, que hace que pase desapercibido a cualquier ojo crítico y/o ajeno. Por eso, en caso de que tengas poco espacio en tu piso o vivienda, una lavadora secadora integrable te hará la vida mucho más fácil y te regalará tiempo con cada uso, puesto que a simple vista parecerá un mueble cualquiera y este aparato es un auténtico dos en uno.

Si lo que quieres es una lavadora secadora elegante, verás que los modelos integrables son la mejor opción para ti. Si por el contrario el resultado estético no es lo que más te importa puedes optar por una lavadora secadora normal. De todos modos, sopesa la decisión porque los precios no varían demasiado de una normal a una integrable.

Envía un comentario