Pasos para arreglar una secadora

0

Seguro que en más de una ocasión te has visto en la tesitura de encontrar que la secadora no seca la colada de los miembros de tu hogar y ha sufrido alguna avería de forma imprevisible.

Es normal que con el paso de los años aparezcan averías y debas repararla, ya que el período de garantía del electrodoméstico ya ha expirado.

Existen numerosas personas, que al mínimo contratiempo hacen borrón y cuenta nueva con su secadora de ropa y toman la opción de cambiarla por una nueva. La decisión más inteligente y económica en la mayoría de los casos, es encontrar la solución y arreglar lo que se ha estropeado.

Aunque es cierto que comprar una secadora de buena marca en la mayoría de los casos es sinónimo de garantía, esto no exime que en cualquier momento pueda averiarse o la secadora no seca debido a un mal uso, o simplemente por cualquier error en su puesta en funcionamiento.

Cómo arreglar una secadora que no seca.

  1. Si el motor no funciona y la secadora no seca, deja que enfríe durante unos 10 minutos, luego reanuda el ciclo de secado.
  2. Si sigue sin funcionar, desenchúfala y desconecta la toma de tierra antes de empezar a trabajar. Limpia el conducto de escape, desconecta el conducto de su cuello y quita la pelusa de la rejilla interior
  3. Revisa el empaque de la puerta. Coloca un pedazo de papel de seda cerca de la abertura de la puerta de la secadora de ropa mientras está funcionando. Si se mueve, es porque la puerta no está sellando bien el aire caliente en el interior y habrás que cambiar el cierre
  4. Ajusta y limpia el pasador de la puerta si la secadora no está en funcionamiento. Si aún no funciona, revisa el interruptor de la puerta.
  5. Reemplaza la faja del motor. Quita el panel delantero y quita el bidón del gabinete, usa una aspiradora para sacar la pelusa y asegúrate de que el tensor de vueltas. Si no lo hace, hay que reemplazarlo.

Envía un comentario