Conoce mejor a tu lavadora

0

¿Te has parado a pensar alguna vez en cuáles son las partes de una lavadora? Seguramente la mayoría de vosotros no lo habrá hecho. Sabemos que es un electrodoméstico que nos facilita mucho la vida, que usamos con mucha frecuencia, y que, si nos faltase de repente, sería como si se paralizase el mundo. Sin embargo, más allá del hecho evidente de que es un electrodoméstico para lavar y cuidar nuestra ropa, muchos de nosotros no nos hemos planteado nunca cuáles son sus partes y qué función tiene cada una en el proceso de lavado.

Quizá no sea una información imprescindible para poder poner la colada, pero seguro que saberla, además de no hacerte ningún daño, te ayuda a entender mucho mejor su funcionamiento y posibles fallos o averías. Así que, si tú también sientes curiosidad por conocer “más de cerca” a tu lavadora, sigue leyendo.

En esta imagen podéis ver con detalle el esquema de una lavadora y cada una de las partes que la integran. Algunas son sencillas y todos las conocemos, y otras partes quizá sabemos que están, pero no sabemos para qué sirven. Os voy a hablar un poquito sobre todas ellas.

Las partes vitales

Normalmente en el manual de instrucciones de tu lavadora, encontrarás especificadas las partes más necesarias, o aquellas que debes conocer para comprender el funcionamiento de tu lavadora.

Vamos a empezar por el frontal en la parte superior del electrodoméstico. En él encontramos a la izquierda el cajón donde introducir el detergente y el suavizante. Esto no tiene mayor misterio, todos conocemos el cajón de nuestra lavadora, aunque seguro que todavía hay quien duda sobre dónde echar el jabón, y dónde el suavizante.
Normalmente todos los cajetines suelen estar divididos en tres compartimentos, y si os fijáis bien, veréis que están señalados con un I, un II o el dibujo de una flor. El compartimento I es para el detergente en los programas de prelavado y el II para el detergente en el lavado principal. El compartimento con la flor es entonces para echar el suavizante.

Junto al cajetín encontramos el panel de control. Dentro de este panel tenemos por un lado la ruleta con todos los programas disponibles en función del tipo de tejido que vayas a lavar y por otro lado el display que muestra la información. En el display podemos ver diferentes aspectos, como la temperatura del programa seleccionado, el tiempo que dura, así como el tiempo que le resta al ciclo una vez ha comenzado. También podemos elegir opciones mediante el display, como la función eco, o rápida, media carga, etc.

En la parte central de nuestra lavadora está la puerta. Su función no hace falta que la comentemos, pero lo que sí debemos saber es que siempre tiene que cerrar herméticamente para garantizar el correcto funcionamiento.

Una de las partes vitales de una lavadora es la bomba de agua. Esta se encarga de empujar hacia el exterior el agua del tambor.

Filtro: el filtro se encuentra en el tubo de desagüe y su función es retener aquellos objetos pequeños que a veces olvidamos sacar de los bolsillos y que pueden obstruir los conductos. Es importante limpiar estos filtros de vez en cuando para que la lavadora funcione correctamente.

Amortiguadores: Son unos muelles situados en la base del tambor, que sostienen el peso del mismo. Se encargan de controlar y disminuir el movimiento que se produce durante el ciclo, así como el balanceo y el sonido. Muchas de las lavadoras actuales cuentan además con paneles antivibración para disminuir al máximo el ruido en el centrifugado.

Tambor: todos conocéis esta parte de vuestra lavadora, ya que es donde introducimos la ropa cada vez que vamos a lavar. Es un gran cilindro de metal con agujeros por donde fluye el agua.

Motor: el motor de la lavadora es que se encarga de que ésta funcione a través de energía eléctrica. Es la parte más importante del interior del electrodoméstico.

Otras partes de la lavadora

Todas las partes que integran tu lavadora son importantes y tienen una función concreta. Es cierto que hay algunas más vitales y sin las cuales el electrodoméstico no podría funcionar, pero es importante mantener todas sus partes y piezas en perfecto estado, sea cual sea su función.

Como ya he comentado, lo normal es que el manual de instrucciones incluya alguna hoja dedicada a mostrar las partes principales de la lavadora, podéis ver un ejemplo aquí. Pero si no encontráis esta información, no dudéis en preguntar a la marca en cuestión cualquier duda que os surja sobre sus componentes.
Ahora que ya conocéis un poquito más a vuestro electrodoméstico seguro que valoráis aún más su trabajo.

Envía un comentario