No mezclar ropa blanca y de color

0

Lavar tus prendas más delicadas a veces supone un reto. La ropa requiere de unas atenciones muy específicas para que puedas atenderla según todos sus requerimientos. Lo más delicado son los colores de la ropa. A veces las prendas pueden desteñirse, bajar de color o ensombrecerse. Para evitar que suceda esto a tu colada necesitas tener el máximo cuidado y seleccionar por colores la ropa previamente a programar la lavadora. Esto es muy importante para que puedas disfrutar de tus prendas favoritas durante mucho más tiempo.

¿Sabes cómo tratar los colores de la ropa? Es necesario que separes las prendas por su color y tengas cuidado a la hora de lavar la ropa por primera vez

El primer paso a la hora de seleccionar las prendas que vas a meter en la lavadora es seleccionarlas por colores. El método clásico y que mejor funciona es el de separar la ropa blanca de las prendas de color. Toda la ropa y telas que tengas en casa en color blanco, sin estampados debes de introducirla en la lavadora por separado del resto de prendas de otros colores. El blanco tiende a contagiarse de las tonalidades de las otras prendas y por ello la importancia de separar la ropa de esta manera. Los colores de la ropa son los que te ayudarán a definir las lavadoras que debes de poner, al igual que el volumen de prendas que tengas por lavar.

Una vez que ya tienes separadas las prendas blancas de las de color es necesario que atiendas los colores de la ropa. Las prendas más oscuras se pueden lavar con cualquier tipo de prenda sin ningún tipo de problemas pero aquellas con colores claros pueden ser un problema ya que pueden coger los colores de los tintes de las prendas más oscuras. No se recomienda lavar los vaqueros, pantalones oscuros, jerseys y chaquetas en tonos fuertes con prendas claras. Lo mejor es que hagas una colada con las prendas más oscuras y después hagas otra con las prendas más claras.

Las prendas de colores fuertes recién compradas tienen el riesgo de que destiñan, para evitarlo puedes comprar detergentes especiales. Si vas a tu droguería de referencia encontrarás detergentes especiales para los colores de la ropa más específicos. Comprar detergentes específicos te evitará sorpresas a la hora de ir a sacar las prendas de la lavadora y ver que han bajado de color o desteñido. Una vez que lo hayan hecho ya no tendrás ningún tipo de marcha a tras y la prenda quedará así para siempre.

Los remedios caseros también cuentan un punto importante a la hora de atender los colores de la ropa. En el caso de que hayas comprado una prenda de colores fuertes y temes que pueda bajar de color o desteñir lo mejor es que laves estas prendas del revés y con agua fría. Los programas más fríos son más seguros para este tipo de prendas con colores potentes. Este es un remedio tradicional que es igualmente eficiente a día de hoy. Para fijar los colores también se puede agregar un poco de sal a las prendas o un chorrito de vinagre de vino blanco junto al detergente. Verás que estos remedios son muy eficientes y te ayudarán a que tus prendas puedan lucir como el primer día.

La gran variedad de colores en la ropa hace que sea muy importante procesarlos por separado y poder programar las lavadoras conforme a ellos. Verás que separando la ropa no sólo en blanco y color, sino también dentro de las prendas de color separar las oscuras, con más peligro de dar color y las de tonos claros consigues evitar disgustos innecesarios y que las prendas tengan un tiempo de vida mucho mayor.

Envía un comentario