Naftalina para conservar la ropa

0

Son muchos los riesgos a los que las prendas de tu armario pueden estar expuestas durante los cambios de estación y cuando las dejas de usar y atender por algún tiempo. Es normal hacer una cambio de estación en el armario y enviar las prendas de la temporada de invierno a un armario secundario durante el verano y luego proceder con las prendas veraniegas del mismo modo en invierno. Esta es una práctica habitual entre las familias para optimizar el espacio. El inconveniente es que terminarás con un volumen grande de prendas de las que no harás uso durante algunos meses. Esto puede hacer que en ellas puedan comenzar a habitar algún tipo de microrganismo como las termitas que podrán comenzar a comerte la ropa y dañar tus prendas favoritas. Este es un inconveniente grande que muchas familias tratan de amortiguar con la utilización de las bolas de naftalina. El problema de la naftalina en la ropa es que deja un olor característico muy penetrante. Para evitarlo es bueno seguir algunos trucos.

Eliminar el olor

Las bolas de naftalina son muy útiles a la hora de proteger las prendas de insectos y otros microorganismos que puedan afectar a los tejidos de tu ropa favorita durante los meses en que la tengas guardada en el armario sin usarla. El inconveniente de este remedio para la prevención de que aparezcan termitas y otros insectos es su potente olor. La naftalina es tóxica y aunque no tiene los mismos efectos en los pequeños microorganismos que en los humanos realmente su exposición en niños o personas con problemas respiratorios está desaconsejada por completo. Para lograr que puedas volver a disfrutar de las prendas que has guardado en el armario con las bolas de naftalina y la ropa se desprenda de este potente y tóxico aroma lo mejor es que tomes nota de los consejos que se detallan a continuación. Aireando las prendas y tomando un tiempo prudente para que las prendas pierdan el característico aroma de la naftalina lograrás volver a usarlas sin ningún tipo de problemas.

Una vez que quieras desterrar del armario tus prendas para la nueva temporada tendrás que ir sacándolas y devolviéndolas a tu armario habitual donde las tendrás más cerca y siempre disponibles. Hay un factor que debes de cuidar y es que si has usado bolas de naftalina para que la ropa no sufriera la evasión de carcoma, termita y otros insectos ahora tendrás que eliminar de sus tejidos ese potente, característico y a veces desagradable olor. Para hacerlo con el menor esfuerzo posible hay algunos remedios caseros de los que puedes tomar nota. El más habitual es el de lavar las prendas en el agua más caliente que puedas. Recuerda mirar la etiqueta y nunca sobrepases la temperatura recomendada para el agua que aparece en las etiquetas de cada una de las prendas. Una vez que has hecho estas comprobaciones debes de lavar las prendas y después dejarlas que se sequen al aire. Es muy importante que para esta labor tiendas la ropa al aire libre y la tengas al menos unas veinticuatro horas. Este es el remedio más fácil para lograr deshacerse del olor de la naftalina.

Descubre cómo evitar que el olor de las bolas de naftalina persista en la ropa

Si no tienes un tendedero al aire libre y ves difícil poder tender al aire fresco las prendas de ropa que has tenido guardadas con bolas de naftalina, no te preocupes. Existen algunos otros remedios para lograr que tus prendas favoritas se deshagan del característico olor de las bolas de naftalina. Este remedio es el de aplicar unos polvos de talco. Los polvos de talco tienen un gran número de propiedades, se emplean a veces incluso para quitar manchas de la ropa. Pues son estos polvos los que también pueden ayudarte a evitar el olor de las bolas de naftalina en la ropa. Para ello sólo debes de añadir unos polvos antes de ingresar las prendas a la lavadora. Verás como así las prendas perderán ese olor penetrante y molesto de las bolas de naftalina que es normal se quede impregnado en las prendas de ropa que han estado en armarios protegidos con este producto.

 

Envía un comentario