Modelos de secadoras con eficiencia energética A

0

¿Estás pensando en comprarte una secadora? ¿No sabes bien qué modelo necesitas? Pues sigue leyendo, porque esto es para ti.

Comprar un electrodoméstico sea del tipo que sea es una decisión que debe ser estudiada con detenimiento ya que no solo supone un gran desembolso de dinero, sino que además se trata de un aparato que va a estar en tu casa por muchos años, por lo que, cuanto mejor elijas, más tiempo te garantizas su buen funcionamiento.

Pero al elegir tu secadora no solo debes tener en cuenta la marca, el precio o la potencia, sino debes tener en cuenta la clasificación de eficiencia energética, y es que muchas veces, los demás factores dependen de ella.

Cuando estés mirando secadoras descubrirás que puedes adquirir una por un precio muy bajo, pero, atiende a primero a la tarjeta de eficiencia energética y observa qué clasificación tiene dicho aparato. Si el aparato tiene una clasificación energética tipo B, C, D o E, no deberá importarte cuan barato sea ese modelo, ya que el gasto que supondrá será contraproducente en relación al precio.

¿Qué supone una elegir una secadora de clase A?

Este tipo de etiquetas informan de los valores de consumo de energía y agua del aparato, de menos eficiente, con clasificación D, a más eficientes con clasificación A

Dentro de las secadoras de clase A hay, además, 3 niveles. Estas se representan con el símbolo +. El consumo energético de un nivel a otro varía aproximadamente un 15 %, de manera que las secadoras de clase A+++ son un 45 % más eficientes que las de categoría B. Lo que se puede entender como: con lo que te cuesta poner un programa de secadora B, podrías poner dos de la A+++.

Está demostrado que, en función de las necesidades de cada uno, alrededor de los 4 años habrás amortizado tu secadora. Para determinar estos cálculos debes tener en cuenta algunas variables que dependen de cada hogar: tipo de contrato de luz, horas valle o tarifa plana, precio del Kwh y número de veces que uses la secadora a la semana.

Opta por una secadora de bajo consumo y elige una clasificación energética de tipo A+ o superior.

Envía un comentario