Lavar ropa de color

0

Las prendas de color son delicadas y se deben de lavar teniendo en cuenta una serie de cuidados. Uno de los trucos más habituales para lograr que tus prendas no bajen de color y luzcan con toda la vivacidad de cuando las has comprado es separarlas por colores. Sobre el lavado de color existen diferentes remedios caseros y consejos que se van traspasando de generación en generación. Aunque las lavadoras de hoy en día cada vez son más modernas y potentes es importante que tomes buena nota de los remedios más habituales para conservar los colores en las prendas más delicadas.

Al igual que sucede con los tejidos más delicados, como pueden ser la lana y la seda a la hora de un lavado de color es importante que te asegures de que la temperatura del agua no es demasiado alta y de separar bien las prendas. Estos sencillos consejos son vitales para lograr que las prendas de colores brillantes luzcan como el primer día. Los rojos, amarillos, azules eléctrico son colores vivos muy atractivos para jerseys, camisas, camisetas y otro tipo de prendas pero a lo largo de las lavaduras ven perdiendo potencias. Si tomas buena nota de los siguientes consejos verás que puedes evitar que esto ocurra y logras tener una colada mucho más atractiva.

¿Qué hacer si destiñe?

Uno de los problemas más habituales en las prendas de color es que puedan desteñirse y trasladar su potente color a otras prendas que estén en la misma lavadora. Seguro que te planteas cómo evitarlo. Lo cierto es que lo que se recomienda es hacer siempre coladas con prendas en las mismas tonalidades. La selección de colores no es sólo útil para las prendas blancas sino también es básico en el lavado de color. Una buena táctica es la de lavar prendas de colores brillantes junto con prendas oscuras, así si estas prendas de color sueltan alguna tonalidad no se podrán advertir en las ropas oscuras. Este es un consejo muy básico pero también tienes soluciones para restablecer a los colores originales las prendas que hayan desteñido. Verás que ya no tienes que tirar la ropa porque haya cogido algún color que no era original.

¿Has lavado una camiseta roja con prendas interiores blancas y lo has desteñido todo? Esto no sólo pasa en Los Simpsons sino que a los primerizos en el hogar puede ocurrirles fallos de este tipo al no tratar las prendas de color como es debido y no separar correctamente las coladas. De todas maneras siempre hay soluciones a este tipo de errores en el lavado de color. El vinagre de vino blanco puede ayudarte a restablecer el brillo y color original a las prendas desteñidas. Para que haga efecto debes de dejar las prendas desteñidas en un barreño con agua tibia y echar un buen chorro de vinagre de vino blanco. Déjalo un par de horas, aclara bien las prendas y vuelve a lavarlas solas. Verás que de esta manera es probable que los tintes se vayan disipando.

¿Cómo emprender un lavado de color sin riesgos?

Toma buena nota sobre los siguientes consejos para enfrentarte al lavado en color con toda la información posible. Gracias a estos pasos verás como no tienes problemas para conservar los colores brillantes en tus nuevas prendas.

  • Seleccionar la colada

Todo el mundo sabe que se debe de seleccionar la colada por colores. Las prendas blancas deben de lavarse con prendas blancas. Esta es la selección más habitual pero el el lavado de color también debes de lavar las prendas de colores más fuertes sólo con prendas oscuras y evitar las prendas claras con este tipo de ropa.

  • Evitar programas de agua caliente

En un lavado de color es preferible emplear programas de agua fría o tibia, según la suciedad de la ropa. La mayoría de lavadoras de hoy en día están equipadas para emplear este tipo de programas que gastan menos electricidad y además evitan que los colores fuertes pierdan fuerza.

  • Poner la ropa del revés

Una manera de evitar que los colores se contaminen es lavar las prendas del revés. Este es un truco casero muy sencillo y muy seguido por las familias desde hace años. En el lavado de color es preferible proteger las prendas volteándolas y lavándolas del revés a bajas temperaturas.

  • Añadir en la cubeta del suavizante un chorrito de vinagre

El vinagre de vino blanco o el bicarbonato es muy útil a la hora del lavado en color. Gracias a este producto los colores logran un aspecto más brillante y no se contaminan al contacto con otras prendas durante el lavado.

Envía un comentario