Lavadoras del futuro

0

Puede que el título del post suene algo pretencioso, pero nada más lejos de la realidad. Cuando hablamos de lavadoras del futuro, hablamos de lavadoras inteligentes. Y aunque atribuir un adjetivo tan humanizado a un electrodoméstico puede sonar algo raro, no lo es.

Cuando hablamos de electrodomésticos, el futuro está más cerca que nunca, incluso me atrevería a decir que el futuro es hoy. La tecnología avanza sin cesar en todos los campos, o en la mayoría de ellos, y si hace unos años nos hubiesen hablado de frigoríficos que nos avisan cuando se han acabado los yogures, o de lavavajillas que eligen solos el programa de lavado según la carga y la suciedad de la vajilla, o de campanas extractoras que regulan por si mismas el nivel de potencia que necesitan para eliminar el humo de la cocina en cada momento concreto… pensaríamos que la persona que nos lo cuenta se ha vuelto loca. No me cabe duda.

Y sin embargo, todo esto es una realidad. No tienes que imaginarlo. Ya existen estos electrodomésticos inteligentes que pueden hacer todas estas cosas y muchas más.

Tecnología de última generación

Y aunque los electrodomésticos han avanzado notablemente en cuanto a funciones y tecnología se refiere, estamos a las puertas de una nueva revolución tecnológica con la extensión del 5G, que permitirá que cualquier objeto se conecte a la red. Es lo que conocemos como el Internet de las Cosas.

Uno de los electrodomésticos que más protagonismo tiene sin duda en nuestra cocina, es la lavadora. En la mayoría de los hogares, la lavadora es uno de los electrodomésticos que más se utiliza, y por ello, debemos apostar por una que sea eficiente pero eficaz, que cuide nuestra ropa con mimo y que consiga resultados perfectos.

Las lavadoras inteligentes son aquellas que, reuniendo todas estas características, todavía van un paso más allá. Son las también llamadas lavadoras conectadas o lavadoras con wifi. ¿Y qué necesitas para poder utilizar una? Simplemente descargarte en el móvil o la Tablet, la App de la marca y registrar tu lavadora.

¿Qué ventajas me ofrecen?

Tener una lavadora inteligente te aporta muchísimas ventajas que te harán la vida mucho más fácil y cómoda. Me gustaría hablarte de algunas de ellas:

  • Puedes programarla sin importar el lugar donde estés. Es decir, ya no necesitas estar en casa para poner en marcha tu lavadora. La conexión por wifi te permite ponerla en marcha, finalizarla o incluso modificar el programa o los ajustes desde el teléfono móvil mientras estás en el cine, en el autobús, o en la oficina.
  • Las lavadoras inteligentes te avisan cuando han finalizado el programa, y te envían notificaciones para avisarte cuando es necesario, por ejemplo, cuando necesitan realizar un mantenimiento. O incluso te sugieren cuando es necesario poner en marcha el programa de limpieza de tambor.
  • Además, ellas solas calculan automáticamente la cantidad de detergente y suavizante que necesitan en función del nivel de suciedad de las prendas, la dureza del agua o la carga. Es casi como si pensasen por ellas mismas. ¿A que ahora no te suena tan raro llamarlas lavadoras inteligentes?

Pero no pienses que eso es todo, sino que las lavadoras conectadas todavía pueden hacer muchas más cosas para facilitarte la vida y quitarte carga de trabajo. Por ejemplo, si tú no sabes o tienes dudas sobre el programa adecuado para una colada, ella sola encuentra el programa idóneo en cuestión de segundos. Lo único que tendrás que hacer es responder a unas sencillas preguntas en la App sobre el tipo de tejido y su color para que tu lavadora decida cuál es el programa más apropiado. Esto sin duda hará que saques mucho más partido a tu lavadora. A todos nos ha pasado que acabamos siempre utilizando el mismo programa de lavado para todo y evidentemente, los resultados se acaban notando en la colada, ya que no necesitas el mismo programa para lavar prendas delicadas que uniformes de trabajo, por ejemplo.

Y dado el tipo de vida que en la actualidad llevamos todos: trabajos de turnos partidos, las extraescolares de los niños, la compra semanal, el dentista del peque… etc. pasamos quizá menos horas de las que nos gustaría en casa y eso afecta a todo, a menos tiempo para realizar las tareas del hogar, y menos ganas de realizarlas por llegar siempre muy cansados.

Una lavadora inteligente puede ayudarte mucho en ese aspecto. Imagina que tienes en la lavadora tu mejor camisa y te acaban de avisar que mañana tienes una reunión, o resulta que el uniforme de tu hijo está sucio y acaba de salir con el pantalón roto del cole… Se me ocurren un montón de situaciones parecidas en las que todos nos hemos encontrado alguna vez, y de las que nuestra lavadora podría sacarnos del apuro, ya que gracias a la aplicación, puedes ponerla en marcha mientras esperar que tu hijo salga de su clase de kárate, o mientras estás en el súper, o por qué no, tomando un café con amigos. Así cuando vuelves a casa, tienes la colada lista.

¿Quieres saber más sobre electrodomésticos inteligentes? En este post encontrarás más información al respecto.

Envía un comentario