Diseño top en la cocina

0

¿Quién dijo que las cocinas son aburridas? Cuánto ha llovido desde que éramos pequeños y cuánto ha cambiado algo tan común en todos los hogares. La cocina ha pasado de ser un simple escenario para hacer recetas a un espacio multifuncional donde pasamos mucho tiempo cuando estamos en casa. Efectivamente, ahora las cocinas se fusionan con el salón, teniendo más protagonismo de cara al público y, por tanto, cuidando más su diseño.

Además, hace años las cocinas estaban destinadas exclusivamente al cocinado y para la lavadora había un cuarto especial para la colada. Ahora, estas dos familias de electrodomésticos conviven en la misma habitación, ya sea porque las tendencias de arquitectura e interiorismo cambian y, principalmente, porque vivimos en apartamentos más pequeños y hay que optimizar el espacio. Además, hoy en día contamos con las lavadoras integrables, que son perfectas si queremos conseguir una cocina con un diseño más minimalista y diáfano.

Aunque nuestros abuelos no nos creerían, la cocina tiene un montón de posibilidades a la hora de decorarla. De hecho, es el nuevo ojito derecho de los diseñadores de interiores, precisamente porque todavía hay mucho que explorar. Por un lado, los electrodomésticos van innovando y proponiendo nuevos diseños y funcionalidades. Por otro, elementos decorativos como vinilos, lámparas, sillas, armarios, cuadros, etc. son perfectos para aportar nuestros toques personales. Y sí, incluso la lavadora nos ofrece posibilidades pudiendo ser de libre instalación o lavadora integrable.

Pero, ¿qué es una lavadora integrable? Todo es cuestión de la instalación. Este modelo está diseñado para integrarse en el interior de los muebles, de forma que la parte frontal quede oculta tras un armario. También puedes hacer lo mismo con el lavavajillas y el frigorífico, así que la cocina queda como un espacio desahogado y muy elegante. Si al entrar en la cocina te agobiaba un poco la sensación de tener un montón de electrodomésticos concentrados, así no te pasará. Además, una gran ventaja es que suelen ser más baratas que las lavadoras de libre instalación.

Electrodomésticos integrados.

Aunque ahora se cuidan cada vez más los diseños de los electrodomésticos, con materiales más vistosos como el acero inoxidable y el cristal, los displays electrónicos, etc., que encajan con una estética más tecnológica y futurista, si tú sigues siendo de los que prefieren la discreción, recurrir a electrodomésticos integrables es una gran opción para conseguirlo. Por suerte, en el terreno de las lavadoras integrables tienes mucho donde elegir. Mira algunas de las siguientes opciones:

Lavadora IQ700 totalmente integrable de Siemens.

Una de las grandes ventajas de este modelo es el motor iQdrive, que tiene 10 años de garantía y consigue un funcionamiento silencioso y muy eficiente. O sea, ideal si además de discreción en la cocina buscas un consumo bajo. Y claro, si la lavadora está tapada, ¿cómo sabes si ha acabado el ciclo? Esta lavadora integrable de Siemens incorpora un elemento muy práctico: una luz que se proyecta en el suelo para que sepas en qué estado se encuentra el programa. Además, cuenta con programas estrella de esta marca, como varioSpeed, que lava hasta un 65% más rápido. Precio: 1.140 €.

Lavadora WIW24300ES totalmente integrable de Bosch.

Por 925 €, este modelo destaca por su etiquetado energético, pues consume un 20% menos que las lavadoras A+++; por lo tanto, hablamos de la mejor eficiencia energética del mercado. Esto, combinado con el programa VarioPerfect para ahorrar un 50% de agua y energía, hacen que sea una opción magnífica para los que quieren llevar un estilo de vida sostenible con el medio ambiente. Y trata las prendas de maravilla, porque la estructura del tambor ha sido pensada para ofrecer un tratamiento más delicado. Al igual que la lavadora de Siemens, esta también está equipada con un motor silencioso con una década de garantía.

Lavadora 3TI776BC totalmente integrable de Balay.

El modelo de precio más económico de toda la selección: 780 €. Si te preguntabas en qué lado quedaría la bisagra de la puerta del mueble que integra la lavadora, no te preocupes, tú mismo puedes elegir el que mejor te encaje. Por otro lado, cuenta con funciones y programas muy completos. Por ejemplo, la función fin diferido hasta 24 h, para que la lavadora acabe justo cuando llegues a casa. O el programa Súper Rápido, que en 15 minutos puede lavar la ropa, si es poca carga y no está muy sucia, claro. Además, tiene una capacidad de carga de 7 kg, que está muy bien para personas que viven solas e incluso para familias de dos hijos.

 

También puedes encontrar modelos integrables en fabricantes como Teka, cuyas lavadoras tienen algunas prestaciones como el sistema Fuzzy, que se encarga de modificar posibles desajustes que surjan durante el ciclo, como el nivel de espuma, la ropa mal distribuida o un nivel de agua que no es el adecuado. Descubre más en su página web, aquí.

Envía un comentario