¿Qué son las secadoras de condensación?

0

¿Necesitas una secadora en tu casa? Muchas familias se hacen esta pregunta cuando comienzan a plantearse cómo equipar sus viviendas. Lo cierto es que el abanico de posibilidades es tan grande y el espacio de las cocinas de hoy en día tan escaso que siempre es necesario decidir qué comprar y de qué se puede prescindir. Muchas familias escogen prescindir de la secadora y después se terminan arrepintiendo. Una secadora de condensación en ciudades en las que llueve mucho o hay mucha humedad es de una gran ayuda. Gracias a este tipo de aparatos te puede ser mucho más fácil atender la colada y no tener prendas de ropa por el medio todo el rato. A continuación tienes una breve explicación de qué es y en qué medida te puede ayudar una secadora de condensación instalada en la cocina de tu casa. Te sorprenderá comprobar la eficiencia de este tipo de electrodomésticos.

Diferencias con las de bomba de calor

Si te has acercado a una tienda especializada en electrodomésticos habrás visto que los dos tipos de secadoras más populares son las secadoras de bomba de calor y las secadoras de condensación. Estos dos tipos sirven para terminar de secar las prendas de ropa una vez que las has centrifugado en la lavadora o las hayas lavado a mano. Esta práctica es muy cómoda en las viviendas en las que hay poco espacio para instalar un tendedero o no hay ventanas a patios interiores en las que poner la ropa. El clima de la zona donde esté tu vivienda también te determinará si necesitas una secadora de condensación o de bomba de calor o puedes prescindir de ella.

La principal diferencia entre las secadoras de bomba de calor y una secadora de condensación reside en que la secadora de condensación aprovecha el aire empleado en el anterior programa con lo cual se ahorra el gasto energético de calentarlo. La secadora de condensación calienta el aire a a partir de unas resistencias eléctricas, cuando el aire se evapora pasa al tambor en el que está la ropa y procede a trasmitirle el calor con lo que las prendas de ropa se secan rápidamente. A continuación la humedad se condensa y cae a un recipiente. Este sistema es más económico que el de una secadora de condensación y hace un consumo energético más eficiente.

Fíjate en un modelo real

A continuación tienes la reseña de una secadora de condensación para que ves cuáles son las características reales de este tipo de electrodomésticos. Examinando sus prestaciones verás que pueden serte de gran utilidad a la hora de equipar la cocina de tu casa. Toma buena nota de sus medidas y de las funciones que incorporan este tipo de electrodomésticos. Después tendrás que revisar las especificaciones de sus fichas técnicas para decantarte por la compra de un modelo u otro.

  • Secadora de condensación Siemens WT45G238EE

Esta secadora de la firma alemana Siemens funciona por condensación. Su precio en el mercado es de aproximadamente ochocientos cuarenta y cinco euros. Se trata de un modelo con una clasificación en eficiencia energética A++ y una capacidad máxima de carga de hasta ocho kilos. Este equipo destaca por sus programas para ropa mixta, secado con cesto, ropas con tejidos de microfibra, toallas, temporizado caliente, lencería, plumas, express de cuarenta minutos, camisas, secado de ropa delicada, un programa para sacar la ropa menos arrugada y así atenuar el tiempo de planchado, ajuste de secado y un ciclo especial de enfriamiento antiarrugas de dos horas tras la finalización del programa. Este modelo está hecho en acero inoxidable lo que le confiere mucha mayor resistencia en el día a día.

Envía un comentario