¿Por qué huele mal mi lavadora?

0

Los electrodomésticos de lavado pueden tener humedades que desencadenen en malos olores. Este es uno de los problemas más habituales en este tipo de aparatos. Si detectas este problema en tu lavadora debes de analizar las causas y verás que puedes ponerle remedio de una manera rápida. El mal olor en la lavadora suele deberse a un fallo en la desinfección del tambor. A continuación tienes algunos remedios caseros y soluciones para poder conseguir que estos electrodomésticos funcionen correctamente y tu cocina, o el lugar de la casa donde tengas instalada la lavadora tenga un buen olor.

Posibles causas del problema técnico

El mal olor en la lavadora es uno de los problemas más desagradable de este tipo de electrodomésticos de lavado. Puede deberse a una retención de humedad del equipo, a que el tambor esté sucio o a problemas en el filtro. Lo cierto es que es una circunstancia poco deseable pero que puedes solventar de manera rápida y eficaz. Pensar en las causas de este problema de la lavadora te ayudará a lograr una resolución más rápida. La primera medida que debes de hacer es la de revisar el tambor. Esta pieza suele estar realizada en acero inoxidable en los modelos más modernos. En algunas lavadoras, sobretodo antiguas, el tambor puede presentar signos de oxidación. Los gérmenes acampan fácilmente en este tipo de piezas de la lavadora. Es por ello por lo que los malos olores pueden condensarse en esta zona del electrodoméstico. El filtro de la lavadora también es una zona proclive para estos malos olores.

Averigua qué hacer si detectas malos olores en la lavadora

Pocos problemas son tan fáciles de detectar en una lavadora como su mal olor. El mal olor en la lavadora es un problema que atañe a este tipo de electrodomésticos. Indagar en las causas es la primera medida para ponerles remedio. En el supuesto de que detectes malos olores debes de prestar atención tanto al tambor del equipo como a su filtro. De esta manera podrás determinar de dónde viene y cómo ponerle remedio. En este post tienes algunas de las soluciones más fáciles y eficientes para ponerle remedio al aparato. Toma buena nota de cómo proceder en función de la zona en la que se concentren los malos olores. Gracias a una limpieza y mantenimiento correcto de las lavadoras no tendrás problemas para poner la colada en tu casa en perfectas condiciones.

  • Cómo desinfectar el tambor de tu lavadora

La higiene debe de ser exhaustiva en tu lavadora. Para evitar el mal olor en la lavadora es necesario limpiar estos equipos no sólo por fuera, sino también su interior. Muchos modelos modernos tienen prestaciones de auto limpieza. Si tu electrodoméstico no cuenta con estas características no debes de preocuparte hay remedios para limpiar el tambor y eliminar de él los residuos de humedad o los posibles sedimentos de las prendas de ropa. Puedes emplear para este fin dos soluciones muy efectivas. La lejía y el vinagre de vino blanco, o de sidra te serán muy útiles. Este tipo de productos sólo debes de aplicarlos en el compartimento donde normalmente pones el detergente. Activa un ciclo de lavado sin introducir ropa en el interior de la lavadora. Espera a que el ciclo de lavado termine y verás como de esta manera habrás limpiado y desinfectado el tambor de tu lavadora.

  • Encárgate de la limpieza y mantenimiento del filtro de la lavadora

Los filtros de la lavadora son muy útiles a la hora de retirar las pelusas y otro tipo de suciedades del interior del equipo. El mal olor de la lavadora puede provenir de esta zona sino lo limpias y retiras toda esa suciedad acumulada. El filtro de la lavadora se puede retirar del equipo y limpiar fácilmente. Según el modelo y marca de tu lavadora tendrás que proceder de una manera u otra. Debes de retirar el filtro y limpiarlo de manera periódica. Para establecer el tiempo debes de tener en cuenta el número de lavados que pongas y el tipo de prendas que estés limpiando. Revisar el estado del filtro y ver si lo debes de limpiar puede ahorrarte tener malos olores en casa. Este tipo de zonas de la lavadora acumulan humedad que en contacto con la suciedad pueden dar mal olor. Para conseguir frenar este efecto lo mejor es cepillar el filtro de manera periódica y dejarlo limpio y libre de suciedad. Debes de ser precavido a la hora de adentrarte en el mantenimiento de este tipo de equipos de lavado.

 

Envía un comentario