Hazle caso a tu abuela al lavar la ropa

0

A las prendas que usas a diario a veces pueden caerles manchas que son muy difíciles de quitar y que si usas anti manchas demasiado agresivos puede que te quedes sin mancha pero también que los colores de las prendas bajen su intensidad y que ya no te sientas igual de a gusto con la que antes era tu prenda favorita. Para evitar esto es importante tomar buena nota de cómo mejorar el cuidado de la ropa y saber programar correctamente la lavadora de tu casa. Aunque a priori te parezca un mundo complejo verás como con un par de indicaciones consigues disfrutar de tus prendas en perfecto estado sin apenas esfuerzo.

Los tejidos de las prendas de ropa pueden ser diferentes y según sus características requerir un cuidado u otro. No es lo mismo tratar una prenda de algodón o de lino que una de seda o lana. Lo cierto es que según las prendas debes de emplear un programa de lavado u otro en la lavadora y es muy importante que tampoco reacciones igual para quitar una mancha. Así que lo primero para tomar nota y aprender más sobre el cuidado de la ropa es atender a las necesidades de los diferentes tejidos.

Para el cuidado de la ropa hay diferentes alternativas aunque una de las fórmulas más económicas, efectivas y fácil de seguir es la de hacer caso a los remedios caseros. Estos no suelen fallar y te permiten disfrutar de tus prendas favoritas por más tiempo sin que los colores bajen de intensidad, destiñan o pueda pasar algún tipo de incidente desagradable que lamentarías durante mucho tiempo. El vinagre, el bicarbonato, la sal y el limón suelen ser los ingredientes de la mayoría de soluciones caseras que pueden ayudar a que tus prendas luzcan en prefecto estado por más tiempo.

¿Sabes cómo enfrentarte al cuidado de la ropa? Los remedios caseros a veces son los que mejor funcionan. Toma buena nota de ellos

En el caso de la aparición de una mancha es importante que reacciones rápido. Muchos quitamanchas son efectivos para quitar marcas de grasa de los tejidos pero en ocasiones debilitan demasiado la tela y pueden ocasionar que el color baje o que quede un cerco en la zona que has tratado con este producto. Si detectas la mancha pronto un cuidado para la ropa casero es el de pulverizar en la zona un chorrito de vinagre blanco, esperar unos minutos e introducir la prenda en la lavadora. Este es un buen método para lograr que la ropa afectada por manchas vuelva a poder usarse sin ningún tipo de problema.

La sal también puede serte muy útil en el cuidado de la ropa. Si extiendes la prenda manchada sobre una superficie lisa con la mancha a la vista puedes ponerle un montoncito de sal gorda en ese punto. Los granos de sal absorberán la grasa que ha producido la mancha. A continuación sacude la prenda retírale la sal y ponla a lavar en tu lavadora de bajo consumo . Verás cómo vuelves a disfrutar de ella libre de manchas. Es necesario atender las prendas justo en el momento en el que se caen las manchas y no dejar pasar los días.

Envía un comentario