Guía para acertar con tu lavadora

0

Comprar un electrodoméstico nuevo siempre nos trae más de un quebradero de cabeza. Al ser aparatos con una larga vida útil apenas compramos más de tres o cuatro a lo largo de nuestra vida, con lo que de una vez para otra la tecnología ha cambiado mucho y solemos estar perdidos.

A la hora de comprar lavadora las dudas son incluso mayores que con otros electrodomésticos. Claro, al final no se trata solo de una lavadora, sino de la higiene de las prendas y también de su cuidado, para que nos duren el máximo tiempo posible con el mejor aspecto. Sobre el trato de la ropa, es importante destacar que, además de la lavadora, también es decisiva la calidad del detergente que utilices. Respecto al suavizante, seguro que ya has oído que los fabricantes no recomiendan usarlo porque son perjudiciales para el medio ambiente y, aunque dejan la ropa más suave y con olor agradable, en realidad no la limpian. Pero de esto ya hablaremos en otra ocasión. Te dejo enlace a otro post en el que hablamos de la compra de una lavadora

4 pasos a seguir

Vale, vas a comprar tu lavadora nueva y, ¿por dónde empiezas? No te preocupes, hay algunos detalles básicos en los que debes fijarte. A continuación, te los contamos:

Eficiencia energética

Si hace tiempo que no pensabas en comprar lavadora, verás que el mercado ha cambiado muchísimo en lo que se refiere al consumo energético desde que hay mayor concienciación sobre el cuidado del medio ambiente. Y no es para menos porque, según la Unión Europea, los electrodomésticos representan el 50% del consumo energético de los hogares, así que los fabricantes se han puesto las pilas para diseñar productos que sean más eficientes y sostenibles.

Como sabrás, esto se regula mediante un etiquetado energético que clasifica las lavadoras de la siguiente manera: A+++, A++, A+, A, B, C, D (de más a menos eficiencia). Cuando vayas a comprar tu lavadora, fíjate en esto. Lo mejor es que elijas un modelo A+++ porque, aunque quizá el precio sea un poco más elevado, a la larga te compensará porque gastará menos agua y electricidad.

Capacidad de carga

Esto se refiere a la cantidad de kilos de ropa que caben en la lavadora, algo que debes tener en cuenta en función de cuántas personas viváis en casa. Si vives solo o en pareja, vuestras coladas serán más reducidas que las de una familia numerosa. Normalmente la capacidad de carga de las lavadoras está entre los 4 kg y los 10 kg. Si no tienes claro cuánto pesa la ropa, aquí te damos una referencia: 1 kg de ropa equivale a 4-5 camisas, en función del tamaño y del tejido.

No obstante, hoy en día muchas lavadoras cuentan con sistemas que ajustan la cantidad de agua y detergente que usan según la cantidad de ropa que hayas metido. Eso significa que ahora ya no es necesario llenar el tambor para aprovechar la capacidad y el consumo, como pasaba antes. Si compras una lavadora con los sensores que te comentaba, puedes poner dos camisas a lavar, que gastará lo necesario para esa carga. Así que igual te compensa comprar una lavadora con capacidad de carga más bien grande, por si en el futuro amplías familia, por ejemplo.

Programas

Si te habías quedado en el programa de frío y en el de calor, ¡no sabes cuánto ha cambiado la cosa! Ahora puedes encontrar programas rápidos, eco, para prendas de deporte, lana, seda, antialergias… La verdad que es una gozada, porque la lavadora se adapta a todos estos tipos de tejidos y los resultados son visibles, porque las prendas se mantienen en buen estado durante más tiempo.

Además de programas, también verás que hay distintos sistemas o tecnologías. Por ejemplo: autodosificación de detergente y suavizante, lavadoras con conectividad para manejarlas desde el móvil, con sistemas de desinfección de las prendas… Todo un mundo.

Poco espacio

No lo dudes, si en casa no tienes mucho espacio, una lavadora-secadora es una gran idea. Ya sabes que tender la ropa no es aconsejable porque la luz del sol puede hacer que los colores destiñan, y además en invierno tardas una eternidad en conseguir que se sequen. Juntando la lavadora y la secadora en el mismo electrodoméstico no solo tienes un dos en uno, sino que es comodísimo: metes la ropa sucia y la sacas limpia y seca.

 

Esas son las características principales en las que deberías fijarte cuando vayas a comprar lavadora. Además, ten en cuenta cosas como el diseño, el nivel de ruido o la garantía que te ofrece la marca. ¡Suerte!

Envía un comentario