El famoso truco del vinagre

0

Pues sí, puede sonar raro e incluso irónico, que el electrodoméstico que usamos a diario para lavar la ropa pueda ensuciarse. Pues es algo mucho más habitual de lo que pensamos. Sólo debes fijarte en la cantidad de suciedad que metemos cada día a nuestra lavadora: polvo, manchas… Todo ello se acumula en su interior y acaba afectando a su buen funcionamiento. Por eso, es muy importante mantener tu lavadora limpia y en buen estado.

Existen muchos trucos para que tu electrodoméstico se mantenga en buenas condiciones, y seguro que has oído hablar de muchos de ellos. Hoy en este post, yo voy a hablarte de cómo limpiar la lavadora con vinagre. A veces pensamos que necesitamos productos carísimos o productos exclusivos para este tipo de electrodomésticos y, sin embargo, en casa disponemos de materiales o productos con los que nunca habías pensado que podrías limpiar tu lavadora, y que resultan mucho más naturales, y por supuesto menos tóxicos y contaminantes, además de más económicos, cosa muy beneficiosa también para tu bolsillo.

Debes saber que el vinagre, además de aliñar nuestras ensaladas, también resulta muy efectivo a la hora de realizar la limpieza de los electrodomésticos, en este caso concretamente, de nuestra lavadora, ya que no sólo elimina los restos de cal, sino que además desinfecta el electrodoméstico eliminando toda su suciedad.

Partiendo de que limpiar los electrodomésticos no es una tarea que nos guste hacer, os diré que retrasarla solo los perjudica, ya que se acaban estropeando con más facilidad, por lo que mantener una buena limpieza de los mismos, es otro modo de ahorrar dinero, ya que prolongamos su vida útil.

Por eso, es tan importante que cuides tu lavadora por dentro y por fuera, y una de las formas de mantenerla en buen estado, es limpiándola cada cierto tiempo.

Para hacer una limpieza con vinagre, necesitas además agua caliente, y si lo deseas, puedes añadir incluso algún aceite de esencias, pero esto es opcional.

El primer paso es poner un ciclo corto sin ropa y con agua caliente. El agua caliente es fundamental para matar las baterías y facilita que la suciedad pegada se desprenda. Seguidamente debes verter dos litros de vinagre por el cajetín.
Una vez terminado el ciclo te aconsejo que dejes un ratito la puerta de la lavadora abierta para que se ventile.

Limpiar la goma de la lavadora

Algo que no debes pasar por alto nunca, es la goma de la lavadora. Es frecuente que muchas veces nos olvidemos de ella, y sin embargo es un lugar donde se acumula mucha suciedad y es de vital importancia mantenerla limpia, ya que su función es muy importante, pues evita que se salga el agua de la lavadora.

Para limpiarla también puedes utilizar vinagre o incluso si la suciedad es abundante, te recomiendo que uses lejía o amoniaco.

El proceso para limpiar la goma es muy sencillo, sólo debes de tirar de ella hacia afuera, pero sin sacarla del todo, y pasar un paño impregnado en vinagre o lejía como ya te he comentado anteriormente, hasta hacer desaparecer la suciedad por completo. Después, pasa otro paño seco para eliminar los restos de humedad.

Otros consejos para lavar tu lavadora

Además del truco del vinagre, existen más formas de mantener limpia y en buenas condiciones tu lavadora. Si hace mucho tiempo que no la has limpiado, o incluso puede que nunca lo hayas hecho, te recomiendo que utilices un desinfectante como la lejía, puesto que la suciedad está más presente de lo que piensas.

Un truco muy efectivo también para limpiar la goma de la lavadora, en estos casos en los que hay mucha suciedad acumulada por no haber realizado nunca una limpieza, es utilizar un cepillo de dientes que te ayudará a limpiar las manchas resecas o la suciedad más adherida.

Nunca te olvides de limpiar el filtro

Y lo que tampoco debes olvidar nunca, para que la limpieza sea completa, es el filtro, ya que en él también se acumulan muchos restos de detergente y suciedad que producen además malos olores. Para hacerlo debes seguir algunas precauciones, como desenchufar la lavadora antes de extraerlo.
Para limpiar el filtro puedes utilizar los mismos productos que para el resto de la lavadora, es decir, puedes usar vinagre o lejía por ejemplo. Una vez limpio y seco, ya puedes volver a colocarlo en su lugar.

Y para terminar con una buena limpieza, elimina periódicamente los restos de detergente o suavizante del cajetín de la lavadora. Si lo haces con frecuencia, bastará con que pases un paño húmedo para eliminar estos restos.

Envía un comentario