Escoge la temperatura del agua para lavar tu ropa

0

Las lavadoras siguen sirviéndose de dos elementos para hacerse cargo de la suciedad y manchas de la ropa. El jabón y el agua son dos elementos que no fallan en ninguna lavadora. Estos elementos son imprescindibles a la hora de atender tu colada y es necesario que los elijas de manera adecuada. El agua de lavado puede estar a una temperatura u otra en función de la calidad de los tejidos y los cuidados que estos requieran. Toma buena nota de la temperatura a la que debes de poner los diferentes programas de lavado para que sean eficientes y no estropeen tus prendas más delicadas. Los tejidos de lana y algunas prendas de algodón con el agua demasiado caliente pueden encoger y esto puede inutilizar las prendas a la hora de que te las vuelvas a poner.

La temperatura del agua de lavado es determinante para el estado de las prendas más delicadas y para reducir el gasto de energía. Descubre cómo regularla

Las lavadoras de hoy en día han ido añadiendo nuevas prestaciones para adaptarse mejor a tus necesidades y las de tu familia. Estos electrodomésticos de última generación son capaces de adaptar el agua del lavado a las necesidades que presenten las prendas que vas a lavar. Si están muy sucias tendrás que lavarlas a mayor temperatura pero si no puedes programar el equipo a una temperatura inferior.

Los electrodomésticos que mayor incidencia tienen sobre el recibo del agua en tu hogar son las lavadoras, los lavavajillas y los frigoríficos. Los dos primeros necesitan un importante aporte eléctrico para calentar el agua que van a usar en su ciclo con lo cuál cuanto más eficientes logren ser estos equipos con el agua más fría menor será su consumo eléctrico. Este es un punto muy importante ya que seleccionando la temperatura del agua de lavado serás capaz de aumentar o reducir el gasto eléctrico de tu vivienda. Lo cuál te permitirá no tener sorpresas a la hora de abrir la factura de la luz de tu vivienda.

Así que cuentas con dos motivaciones a la hora de jugar con la temperatura del agua de lavado a la hora de hacer tus coladas. Por un lado si el agua está muy caliente puedes hacer que los tejidos encojan y la lana se apreté cambiando su consistencia, por el otro lado cuando más fría puedas emplear el agua en tu lavadora de bajo consumo eléctrico menor será el importe de tu factura de la luz. Estos son los dos puntos más importantes que debes de tener en cuenta a la hora de regular la temperatura de tu lavadora.

Las lavadoras de última generación juegan con la posibilidad de emplear el agua de lavado más fría con el fin de dañar menos los tejidos y de hacer ciclos de lavado más eficientes. Para eliminar las manchas y suciedad con el agua a temperatura baja es necesario contar con una buena lavadora. En la tienda de electrodomésticos más próxima a tu casa podrán orientarte sobre cuáles son algunos de los mejores modelos para este tipo de casos.

Envía un comentario