El truco del vinagre en la lavadora

0

Si buscas productos naturales para la limpieza del hogar, bien porque buscas ahorrar o bien porque eres alérgico a los productos químicos, el vinagre es tu aliado. Tradicionalmente se ha usado para limpiar cualquier superficie, también los electrodoméstico, pero ha sido relegado por los productos de limpieza, más si cabe cuando nos bombardean con anuncios.

Pero el vinagre es un producto natural muy práctico y, sobre todo, económico. Sus propiedades lo convierten en un quitagrasas natural muy eficaz apto para usar en cualquier rincón de la casa y de los electrodomésticos, también de la lavadora.

¿Funciona realmente?

En este post vamos a contarte cómo limpiar la lavadora por dentro con vinagre. Habitualmente nos olvidamos de ella cuando limpiamos el hogar, pero si queremos que nuestra lavadora limpie correctamente nuestra ropa, debemos preocuparnos también de que ella esté totalmente limpia.

Aunque funciona con agua y con jabón eso no es suficiente para que esté limpia. En el interior de la lavadora pueden acumularse restos de papeles, pelusas o de cosas que llevamos en el bolsillo. La humedad de la goma también puede favorecer la aparición de hongos, lo que provoca malos olores.

Por tanto, limpiar la lavadora es clave para una higiene completa y el vinagre nos ayuda en esa tarea ya que tiene unas propiedades desinfectantes gracias a uno de sus componentes estrella: el ácido acético.

¿Qué tipo de vinagre es más eficaz? Ésta es una pregunta muy pertinente, pues existen muchos tipos de vinagre: el vinagre con alcohol, el vinagre blanco, vinagre de vino, vinagre de manzana… Todos ellos son útiles pues tiene una alta concentración de ácido acético, así que no te compliques y usa el que tengas en casa.

Para limpiar la lavadora con vinagre comenzamos por el exterior. Para ello utilizaremos vinagre y bicarbonato. En un cubo con agua hasta la mitad, vertemos dos cucharadas de bicarbonato y un chorro de vinagre. Procura poner abundante agua porque de lo contrario la mezcla de estos dos ingredientes (vinagre y bicarbonato) puede provocar mucha espuma.

A continuación, y después de remover bien la mezcla, humedece un trapo y limpiar la superficie de la lavadora frotando con especial ahínco en las partes más sucias.

Cuando hayas terminado pasa un trapo seco para eliminar todos los restos de la mezcla.

Ahora que ya tenemos limpio el exterior de la lavadora, continuamos limpiando el interior tanto la goma como el tambor. Esto es mucho más fácil. Sólo tienes que verter en el dispensador del detergente o del suavizante una taza de vinagre y seleccionar un programa de lavado normal, eso sí, con la lavadora completamente vacía.

El vinagre desinfectará todo el interior del tambor, eliminando los malos olores, el moho o los residuos de cal y jabón.

No obstante hay fabricantes que recomiendan utilizar el programa “limpieza de tambor” en lugar del vinagre, pero lo cierto es que no todas las lavadoras tienen este programa. Si éste es tu caso, prueba con el vinagre y verás los resultados.

¿Cómo limpiar la goma? Esta es una de las zonas que más se ensucia y a la que debemos prestar más atención pues en sus pliegues suele acumular restos de suciedad.

Eso hace que sea un lugar propicio para la aparición de hongos, manchas negras que pueden adherirse a nuestra ropa y que provocan malos olores. Siempre es mejor prevenir, así que procura echar un vistazo a la goma y limpiarlo con un trapo húmedo.

Eso será suficiente, pero si han aparecido hongos, te contamos cómo limpiarla. En un recipiente, haz una mezcla de tres vasos de agua por uno de vinagre, humedece el trapo y limpiar cada pliegue de la goma. Deja actuar y repite la operación para asegurarte que eliminas todos los hongos.

Si ves que se resisten también puedes utilizar un cepillo de limpieza, así desaparecerán antes…

¿Te ha servido esta información? Comparte con nosotros tu experiencia con la limpieza de vinagre y cuéntanos si crees que es eficaz. Si no es así, ¿qué otros trucos de limpieza con productos naturales tienes? Cuéntanoslos para ponerlos en práctica.

Envía un comentario