Descubre qué centro de planchado es el mejor para ti

0

Los pequeños detalles marcan la diferencia. Puedes estar conociendo a una persona y que de repente diga que no le gusta tu autor favorito, y automáticamente perder el interés, o querer ver una película pero desecharla cuando ves que Adam Sandler actúa en ella. Los pequeños detalles importan.

Con el mercado de los pequeños electrodomésticos pasa igual, es tan amplio que puedes tardar temporadas en tomar una decisión. Por eso a veces es bueno poner todas las características sobre la mesa y, simplemente, comprobar qué electrodoméstico se adapta más a ti.

Hoy te desvelamos los entresijos de los centros de planchado.

Planchar nunca ha sido una actividad de ocio, pero si tenemos la herramienta adecuada podemos facilitarnos el trabajo a nosotros (y a nuestra espalda) en gran medida. Hay varios factores que deberíamos tener en cuenta para decantarnos por un centro de planchado.

Vigila el consumo

Por fortuna, los centros de planchado no están en la lista de los electrodomésticos que más energía consumen, según este artículo de Endesa, un punto a favor para este PAE que normalmente supera los 2000w.

Al mismo tiempo, sería interesante que te decantaras por un centro de planchado que pueda funcionar en modo ahorro, ya que su consumo eléctrico será aún más reducido y siempre puedes usarlo cuando necesites planchados menos intensos. Muchas de las mejores opciones incluyen esta función, como es el caso de la Rowenta DG8960 o la Bosch Sensixx DS38.

Otro factor a considerar es la suela de la plancha.

De hecho, en esta guía sobre centros de planchado explican que “la suela es a nuestro centro de planchado como los neumáticos son a nuestro coche”. Normalmente se fabrican con aluminio, con acero inoxidable, con compuesto cerámico o con paladio.

Cada material tiene propiedades distintas; el aluminio conduce bien el calor, pero las otras tres son más resistentes y muestran un mejor deslizamiento.

Como siempre, cuanto mejor sea el material, más elevado será el precio, pero con los electrodomésticos la inversión siempre debería ser a largo plazo, o probablemente nos encontremos teniendo que buscar otro centro de planchado pasados unos meses.

Tu plancha es para ti

Pero no todo lo que brilla es oro, y la perfección no existe (aunque Hugh Jackman se acerque bastante). Mientras que el peso de la Bosch Sensixx DS38 es menor que el de la Rowenta DG8960, su potencia (y por tanto la energía que consume) es mucho mayor.

Y el precio de la Tefal GV7340 es de los más asequibles, pero a diferencia de la Bosch DS37 no tiene la opción de golpe de calor ni regulación automática de temperatura.

Aunque hay varias recomendaciones que viene bien tener en cuenta (es mejor más vapor que menos, siempre con apagado automático…) al final la clave es poner sobre la mesa todas las posibilidades, valorar qué aporta cada una y con ello tomar tu decisión.

Envía un comentario