Cuidados para las prendas de seda

0

Seguro que ya sabes que no todos los tejidos requieren de los mismos cuidados y atenciones. No es lo mismo programar la lavadora de tu casa para lavar camisetas de algodón que un jersey de lana que unos pantalones de fibra pero ¿qué tienes que hacer cuando te enfrentas a una prenda de seda? La seda es un tejido muy delicado con lo que es importante que le prestes especial atención a la hora de lavarlo correctamente. A continuación tienes una serie de consejos para que la limpieza de la ropa de seda no te resulte un reto imposible. Toma buena nota de los consejos que se dan y verás cómo logras tener en perfecto estado todas las prendas de tu armario, incluidas las de seda.

Agua frío o tibia

La ropa de seda, pañuelos, fulares o algunas blusas pueden estar pintadas a mano. En estos casos es mejor que prescindas de la idea de lavar tú mismo las prendas y las lleves a una tintorería para que procedan a su limpieza en seco. Puedes enterarte de este punto con sólo leer la etiqueta de la prenda en cuestión. Si la has quitado y ya no te acuerdas lo mejor es que la lleves igualmente a la tintorería. En el supuesto que la pintura no sea un problema y en la etiqueta se indique que la prenda se puede lavar debes de tomar nota de los siguientes consejos, verás cómo así, tú mismo en casa no tienes problemas para atender como se lo merecen estas prendas de ropa.

La temperatura del agua cuando se habla de lavar prendas delicadas es un dato crucial. Para la ropa de seda es esencial que emplees agua fría, a lo sumo un poco templada a temperatura ambiente, el agua más caliente podría causar arrugar y estropear estos delicados tejidos. A la hora de elegir el jabón con el que lavar este tipo de prendas delicadas debes de optar por un jabón neutro. Lo mejor si tienes dudas es que te acerques a tu droguería de confianza para encontrar el jabón adecuado según las características de los tejidos. Para el lavado de los tejidos más delicados lo recomendable es emplear un jabón neutro, que se encargue de las partículas de suciedad pero que no sea agresivo con el tejido.

Lavar a mano

Para no lamentar ningún tipo de deterioro en la ropa de seda lo más recomendable es lavarla en agua a temperatura ambiente y con un poco de jabón neutro en un barreño en lugar de introducir las prendas en la lavadora. Esta es una solución que aunque te parezca anticuada te brindará el mejor resultado a la hora de enfrentarte a cualquier tejido de seda. Sólo tienes que sumergir la prenda en el barreño con agua fría, friccionarla suavemente con una solución de jabón neutro y agua para después aclarar la prenda muy bien. Una vez que ya la hayas lavado debes de tener cuidado a la hora de secar este tipo de tejidos tan delicado. Lo mejor es colocar una toalla estirada y envolverlos en ella para que absorba la toalla la humedad de la prenda de seda y así se seque sin sufrir ningún deterioro o alterar su forma original. Como ves estos consejos te llevarán algún tiempo pero lograrán que limpies las prendas de seda de manera eficiente.

Envía un comentario