Cuidados para las prendas de lana

0

Si vives sólo y atiendes tus propias prendas de ropa seguro que has podido comprobar que no todos los tejidos se comportan igual en la lavadora. Lo cierto es que existen muchas diferencias entre las prendas de algodón, las de seda, las de lana, las de fibras sintéticas o lino a la hora de lavarlas. No todos los tejidos son iguales así que tampoco debes de darles a todos el mismo cuidado. Esto es algo bastante lógico pero que puede que te cree algunos quebraderos de cabeza y que quizá por no tenerlo en cuenta te haya llevado a cargarte alguna prenda. A continuación descubrirás los mejores métodos para lavar lana sin tener problemas.

Lavar lana exige unos cuidados en la ropa. Toma buena nota de ellos para no estropear ninguna de tus prendas

Son muchas las prendas de lana que se indica que se deben de lavar en seco. Antes de meter en la lavadora una prenda de ropa es muy importante leer la etiqueta para así poder tomar nota de cómo cuidarla convenientemente. En el mercado verás prendas con diferentes tejidos y son unos cuantos los que no se recomienda lavar con agua, la lana es uno de ellos. En el caso de que la prenda ponga que sólo lavar en seco para lavar la lana de esa prende de ropa tendrás que ir a una lavandería especializada. No intentes hacerlo en tu casa ya que podrías tener una mala experiencia.

De todas maneras también existen muchas mezclas de lana y muchos tejidos de lana sí que se pueden lavar en la lavadora. Normalmente a la hora de lavar lana se recomienda programar el electrodoméstico a baja temperatura. La lana tiende a encogerse si se recurre a temperaturas elevadas y el tejido se apelmaza y la prenda puede reducirse de talla. Si te sucede esto es probable que no te la puedas poner, lo cuál es todo un inconveniente. Para evitarlo nada tan fácil como programar la lavadora a baja temperatura.

Las lavadoras actuales cuentan con programas muy eficientes que es probable emplear para todo tipo de tejidos. A la hora de lavar lana fíjate en seleccionar la menor temperatura así el tejido no cambiará de forma y no encogerá. Esta es la mejor solución para que disfrutes por más tiempo de la misma prenda. Si ves que la ropa de lana que quieres lavar está demasiado sucia o está muy sudada y huele mal lo mejor es que apliques un detergente especial pero no aumentes la temperatura en el programa de lavado para prendas de lana. Si tras sacar la prenda y esperar a que seque te da la sensación de que no se ha lavado muy bien repite la operación. Esta es la mejor manera de lograr que las prendas de lana no se estropeen durante el lavado y que continúan teniendo su forma y cualidades originales.

A la hora de lavar lana la programación de la lavadora no es lo único en lo que debes de poner tu atención. A la hora de atender las prendas de este tejido el agua tiende a hacer que se deformen y es importante que las trates con cuidado en el momento del secado para que las prendas vuelvan rápidamente a su forma original y no se les queden pliegues y arrugas muy difíciles de quitar. Lo que se suele hacer con este tipo de tejidos es retirarlos rápidamente de la lavadora y ponerlos en una percha sobre la que se ha dejado una toalla previamente. Esta es una medida muy útil ya que gracias a ella la prenda se estira y va secándose en su forma orinal de manera que no se deformará y seguirás usándola como el primer día.

Envía un comentario