Cuidados de la ropa en la tintorería

0

A la hora de tomar precauciones y de lavar la ropa según la calidad de los tejidos y las necesidades de cada uno de ellos es importante comprobar la etiqueta de cada una de tus prendas. Esta es una labor que conviene que hagas ya antes de comprarlas y así estar advertido sobre cuál es la mejor manera de conservarlas en las mejores condiciones posibles. Verás que existen prendas que se pueden lavar sin ningún tipo de problema en la lavadora de tu casa pero otra ropa de tintorería es mejor llevarla a un punto de lavado en seco. No todas las prendas exigen los mismos cuidados.

Las lavadoras de hoy en día tienen diferentes programas para adecuarse a los distintos tejidos de tus prendas más delicadas. Siempre es conveniente que programes la lavadora seleccionando previamente las prendas por las características de sus tejidos. De esta manera verás que no tienes ningún tipo de problema y les confieres una mayor duración a sus tejidos. Las prendas más habituales están fabricadas con telas de algodón y lana pero hay más tejidos en el mercado como pueden ser fibras sintéticas y sedas. Algunos de estos tejidos no se pueden introducir en la lavadora ya que de hacerse podrían encogerse y estropearse. Por eso se habla de ropa de tintorería y es que es necesario acudir con estas prendas a los citados establecimientos para que puedan limpiarlas en seco y así no se vean mermadas ninguna de sus características.

Existen diferentes maneras de lavado para la ropa de tintorería. Si la etiqueta de la ropa que te has comprado indica que es necesario lavarla en seco no te preocupes, sólo debes de llevarla a la tintorería que esté más próxima a tu casa. Existen diferentes establecimientos adaptados al cuidado de las prendas más delicadas. Estos establecimientos reciben el nombre de tintorerías o lavanderías y muchas de ellas tienen tarifas muy económicas para poder lavar las prendas sin gastar mucho dinero. Lo mejor es que te informes de los métodos más económicos y trates de negociar también el planchado de las prendas. La mayoría será ropa de lana o seda que si se introdujera en la lavadora podría encoger y comenzar a presentar alteraciones en el tacto de la ropa y estropearla. Lo más importante para evitar estos accidentes es que recurras a las manos de unos buenos profesionales. Así no tendrás ningún tipo de problemas.

Llevar la ropa a la tintorería es la mejor opción para aquellas prendas que necesitan ser lavadas en seco. Aprende como identificarlas y cuáles son los métodos más baratos

Los trajes de caballero, las chaquetas americanas y otras prendas forradas suelen ser las prendas más características dentro de la ropa de tintorería. Para que puedas disfrutar de ella en las mejores condiciones lo mejor es que sigas las instrucciones de la etiqueta que viene dentro del forro de estas prendas y sigas al pie de la letra los cuidados que ahí se especifican. Verás que así no hay ningún inconveniente y puedes tener la ropa como el primer día que la compraste, sin manchas ni malos olores causados por el uso y el sudor.

En la tintorería que acudas verás que suelen tener diferentes tarifas en función de la complexión de las prendas y de los servicios que demandes. La mayoría de ropa de tintorería hace falta plancharla tras haber sido limpiada en seco así que lo mejor es que contrates ambos servicios a la vez para que puedan hacerte un descuento y te beneficies de la tarifa más económica posible. Este es un punto muy positivo para que disfrutes al máximo de tus prendas más delicadas y no dejes de usarlas debido a que no se puedan meter en la lavadora. A día de hoy se han popularizado los centros de lavado con auto servicio que permiten limpiar en seco las prendas a unos precios muy ventajosos. Seleccionar este tipo de establecimientos te será muy útil a la hora de ahorrar dinero en el acondicionamiento de tus prendas favoritas.

Envía un comentario