Cuidado con el motor

0

¿Sabrías decir cuál es el corazón de tu lavadora? Los electrodomésticos son equipos indispensables en el desarrollo de las tareas domésticas, en ocasiones resulta difícil determinar cuáles son sus partes vitales. Sin embargo, a la hora de llevar su mantenimiento es indispensable analizar qué hay que hacer para cuidar y protegerlos de las agresiones exteriores, y también de su uso. El motor de la lavadora es esencial a la hora de programar estos equipos y poder lavar las prendas de ropa, para poner la colada a punto. En este post encontrarás algunas pautas para protegerlo, y así evitar tener que sustituir la lavadora cada poco tiempo. Estos cuidados harán que puedas prolongar el tiempo de vida útil de tu lavadora.

Qué ocurre si falla

La acción de la cal, como la agresión de agentes externos dentro de la lavadora pueden suponer un importante problema en el equipo. Estos agentes, como el uso diario, son culpables de que el motor se pueda estropear. Un error en este elemento de la lavadora puede ralentizar los programas de lavado, hacer que el equipo consuma más electricidad, y en un momento dado deje de funcionar. Es por esto por lo que se deben de extremar las precauciones cuando se habla del motor de la lavadora. En este post encontrarás algunas pautas para proteger el buen funcionamiento de la lavadora. El mantenimiento de los electrodomésticos es básico para conseguir que duren más tiempo, y poder disfrutar de ellos en las mejores condiciones posibles. A continuación tienes un resumen de los cuidados que tu equipo de lavado requiere.

Motor de lavadora, conservación y reparación

El mantenimiento de los electrodomésticos no debe de llevarse a cabo de manera aislada, necesitas hacerlo como una tarea continua. Es necesario proteger y mimar los equipos para que el motor no sufra y puedas disfrutar de su manejo durante muchos más años. A la hora de conservar en perfectas condiciones el motor de la lavadora debes de tomar buena nota del filtro que utiliza el equipo, limpiarlo periódicamente, y además evitar la agresión de la cal, y de otras partículas que pueda tener el agua ¿Sabes cómo hacerlo? No temas. A continuación tienes algunas indicaciones que te serán de gran ayuda.

  • Revisa el filtro de la lavadora una vez al mes

Las lavadoras tienen diferentes partes. Es necesario revisarlas para comprobar su buen funcionamiento y preservar así la conservación de estos aparatos. Para lograr que el motor de la lavadora funcione correctamente es imprescindible revisar el filtro del electrodoméstico. En la parte baja de la lavadora existe un filtro al que se van adhiriendo podas las pelusas y suciedades de la ropa. Para evitar que estas sustancias puedan generar que el equipo funcione con dificultad es necesario sacar el filtro y limpiarlo de manera periódica. El periodo de tiempo dependerá de las veces que uses la lavadora, del aparato del que se trate, y también de la marca. En el manual de instrucciones para el usuario encontrarás más información a este respecto.

  • Utiliza pastillas antical

Una de las partículas más dañinas para los equipos en el agua es la cal, esta puede erosionar el tambor y hacer que el motor de la lavadora funcione con dificultad. Para evitarlo en tu droguería de referencia puedes comprar unas pastillas antical. Este tipo de pastillas te permitirá evitar que la cal, y otras sustancias duras del agua puedan estropear el interior del aparato.

  • Comprueba no haya fugas de haga y la conexión eléctrica esté en buen estado

Para evitar cualquier tipo de contratiempo con el motor de la lavadora lo mejor es comprobar el funcionamiento de la conexión eléctrica, fíjate de que el enchufe funcione correctamente, y que no haya fugas de agua. Controlar estas conexiones es muy importante, para evitar que tengas dificultades para disfrutar del funcionamiento de los equipos. Recuerda que la lavadora cuenta con una doble conexión, requiere estar conectada tanto a la toma de agua, como de la luz eléctrica.

Envía un comentario