Cuatro consejos para comprar tu lavadora

0

En este artículo vamos a darte cuatro consejos sencillos para que comprar una lavadora no se convierta en un quebradero de cabeza. El secreto para hacer una buena compra está en pensar en tus necesidades y ordenar las prioridades. ¿Qué valoras más?, ¿la capacidad, el diseño, lavar ropa delicada, programas cortos…?

La respuesta dependerá de tus circunstancias familiares; de los miembros del hogar; de tus horarios laborales, tus hábitos… Lo que para ti puede ser absolutamente necesario (por ejemplo el programa rápido) para otro puede ser totalmente prescindible. ¡Vamos con ello!

Marcas recomendadas

Medidas y tamaños
Las lavadoras tienen una capacidad de entre 6 y 10 kilos, aunque la más habitual es la de 8-9 kilos. Si pones la lavadora más de una vez a la semana, deberás elegir una de estas. Si, en cambio, vives solo/a y sólo lavas una vez a la semana, con una de siete kilos será suficiente.

Programas
¿Te pierdes con los programas de la lavadora y siempre acabas usando el mismo? Entonces tienes que buscar un modelo con programas intuitivos que puedas elegir fácilmente. Si eliges el programa adecuado, obtendrás mejores resultados de lavado y sacarás el máximo partido a tu electrodoméstico. A veces la razón por la que nuestra ropa no sale todo lo limpia que nos gustaría de la lavadora es simplemente que no hemos elegido el mejor programa.
Los modelos de Bosch o Balay, por ejemplo, incluyen programas muy intuitivos.
Algodón: está pensado para tejidos resistentes. Si la prenda es de color, es aconsejable no pasar de los 60º. Si, en cambio, es blanca se recomienda lavar entre 60º y 90º.


Delicado: este programa es perfecto para las prendas más delicadas como la seda. Lava a baja velocidad para evitar dañar la prenda y reducir la aparición de arrugas.


Antialergias: si tienes la piel sensible, este programa será indispensable para ti. Con este programa la lavadora lava con agua caliente y realiza aclarados adicionales para eliminar restos de sustancias.


Ropa de deporte/ impermeable: si, en cambio, eres un deportista nato y vas al gimnasio o haces deporte con mucha frecuencia, necesitarás un programa específico para ropa deportiva. Por eso comentábamos antes que lo que para unos puede ser prescindible para otros es algo totalmente indispensable. Dependerá de tus hábitos de vida.

Pero, además de estos programas, existen otros que también son muy prácticos y que nos ayudan bastante: almohadas y edredones, cortinas, lencería, etc. Los fabricantes de electrodomésticos han entendido que no nos aclarábamos con sus programas de lavado y han pasado a denominarlos con nombre reales para facilitar las cosas al usuario.

Eficiencia energética
Hace una década muy pocos preguntaba por el consumo energético cuando compraban un electrodoméstico. Sin embargo, lo que para el consumidor era hace unos una cuestión menor, se ha convertido ahora en algo primordial. Ha ayudado mucho que todos los aparatos lleven por normativa europea una etiqueta energética con la clasificación. Casi todos los modelos de la marca Bosch o Balay son A+++, esto es la máxima eficiencia energética.

Hay algunos modelos, como indica Bosch, que son todavía más eficientes y consumen hasta un 30 % menos que las lavadoras A +++. Esto contribuye a proteger el medio ambiente y a ahorrar en la factura de la luz.

Por tanto, si vas a renovar tu lavadora, ésta es una de las cuestiones que deberían ser prioritarias a la hora de elegir un modelo. Hay que tener en cuenta que la lavadora va a estar muchos años con nosotros y que es un electrodoméstico que usamos con mucha frecuencia. Si tenemos en cuenta además el coste de la luz, la decisión es todavía más clara.

Además hay lavadoras como las de Bosch que incorporan una tecnología para que el consumo del agua sea mínimo. Este sensor optimiza la cantidad de agua de cada programa “para emplear solo la estrictamente necesaria”.

Una lavadora silenciosa
Los ruidos mejor que los dejemos fuera de casa. Cuando abrimos la puerta de nuestro hogar, queremos tranquilidad o al menos quitarnos los ruidos prescindibles. Todos sabemos que una lavadora ruidosa con muchas vibraciones puede ser un auténtico incordio.

Sin embargo ahora encontramos lavadoras muy silenciosas que no utilizan escobillas de grafito y eso reduce los niveles del ruido y, además, alarga la vida útil del electrodoméstico.

Además de estas prestaciones que nos parecen básicas, las lavadoras tienen también otras funciones que podemos llamar “extras” y que también son muy prácticas. Hablamos de la función pausa+carga.

¡Cuántas veces has olvidado meter una prenda en la lavadora! Con esta función, pulsando tan sólo un botón, podrás abrir la puerta al momento y meter la ropa. A continuación, la lavadora continuará el ciclo de lavado justo donde lo ha dejado.

Pero además hay lavadoras también con un sistema de dosificación de detergente automática o lavadoras inteligentes que se conectan a la red wifi. Como ves, las opciones son muchas.

Envía un comentario