Cuánto dura una lavadora

0

Cuando compramos una lavadora nueva, la mayoría de las veces solo pensamos en el uso que vamos a darle, en lo bien que nos va a venir esa funcionalidad o prestación que no teníamos con la antigua, o lo que vamos a poder ahorrar en la factura por haber elegido una muy eficiente. Sin embargo, pocas veces pensamos en el motor de la lavadora, en lo que dura, o en que, a pesar nuestro, puede estropearse por diferentes motivos.

El no pensar en ello no nos convierte en despreocupados o irresponsables. Sin embargo, está bien tener en cuenta cuál es la vida útil media de una lavadora, o conocer los motivos que pueden hacer que se estropee. Esto es muy importante sobre todo cuando la avería se produce por un uso inadecuado del aparato. Aunque también conviene saber que hay marcas que se estropean con más facilidad que otras. Y te preguntarás por qué. Pues la respuesta es sencilla, seguramente utilizan piezas de menor calidad que acaban convirtiendo al electrodoméstico en una lavadora más débil o más propensa a sufrir averías.

La vida de útil de los electrodomésticos ha disminuido de forma general con el paso de los años, y no es porque yo lo diga, sino que ya un artículo publicado por la Agencia Federal del Medio Ambiente de Alemania decía que los electrodomésticos principales que hay en una casa, como el frigorífico, la lavadora o el televisor, duraban cada vez menos.

La Ocu por su parte, realizó también un estudio mediante una encuesta a 15.000 usuarios en la que obtuvieron las vidas útiles de los diferentes electrodomésticos del hogar, diferenciados por marcas.

De este estudio se desprendía que la vida media de una lavadora oscilaba los 10 años, sin embargo, dependiendo de la marca del electrodoméstico este dato podía variar entre 14 años o 6 años, lo cual es una diferencia considerable.
Esto nos lleva a pensar que es muy importante elegir una marca de confianza para nuestros electrodomésticos. Y cuando hablo de una marca de confianza, me refiero a una marca no solo consolidada en el mercado, sino que nos ofrezca garantías de la fabricación de sus productos, así como un buen servicio técnico que la respalde en el caso de ser necesario.

Repuestos de lavadoras

Porque indudablemente amigos, aunque nosotros no queramos, los electrodomésticos se estropean. Y puede ser que tengamos suerte y que compremos una lavadora o un frigorífico que funcione a pleno rendimiento y sin ningún problema hasta el fin de su vida útil, pero siendo sinceros, esto pocas veces ocurre.
En el caso de las lavadoras, es frecuente que éstas sufran averías o pequeñas incidencias. Principalmente porque este electrodoméstico es uno de los que más se usa en cualquier casa.
El uso que hagamos de ella influirá también en su vida útil y en su rendimiento.

Imagina que pones una media de una colada al día o cada dos días, y que nunca haces una limpieza del tambor o de los filtros. Si no realizas nunca un mínimo mantenimiento a tu lavadora, quizá no se estropee, aunque será lo más probable, pero seguro que acaba ofreciendo unos resultados en el lavado peores de lo esperado.
Además de la importancia de realizar un mantenimiento a tu electrodoméstico, existen averías que se dan con más frecuencia que otras en el caso de las lavadoras. Es importante que conozcas algunas de ellas, y los casos en los que cambiando una pieza puedes salir de apuro sin necesidad de cambiar la lavadora completa.

Averías más comunes

Estas averías de las que te hablo pueden ser por ejemplo que el tambor no gire. Esto puede ser debido a tres cosas: el programador, el motor o la correa. Es muy frecuente que el motor haga ruido de girar pero que el tambor no gire. En este caso el fallo está en la correa y con sustituirla debería ser suficiente para solucionar el problema. Así que, si esto es lo que le ocurre a tu lavadora, tranquilo, no es necesario que compres una nueva.
Otra avería común es que no entre agua al tambor. La mayoría de las veces suele ser debido a la electroválvula que se estropea cuando el agua de la zona es muy dura y se acumula mucha cal. En este caso, la solución también pasaría por sustituir la pieza sin necesidad de cambiar el electrodoméstico.
A veces, las averías son provocadas por fallos en la bomba de agua, que hacen que tras terminar el ciclo la lavadora no desagüe. Si es este el caso, bastará con sustituir la bomba de agua de por una nueva.

En cualquier caso, contar con un buen servicio técnico te podrá ayudar a determinar si la avería de tu aparato se puede solventar con una pieza de recambio y evitar así la inversión de comprar un nuevo electrodoméstico.

Envía un comentario