Cuando no se ve la lavadora

0

Seguro que tú también te has dado cuenta de que la cocina es un espacio con cada vez más protagonismo en casa. Así que también es cada vez más habitual que nos apetezca decorarla con un aspecto más agradable y con algunos toques de diseño, teniendo en cuenta que no solo pasamos el rato durante el que cocinamos, sino también momentos extraculinarios como una sobremesa o leer un libro.

Si te encuentras en ese momento de replantear la imagen de tu cocina, seguramente habrá algunos detalles que no sepas cómo abordar. Entre ellos, la lavadora. Este electrodoméstico tan útil podría llegar a romper la estética que tenías pensada para la cocina. Por suerte, el mercado ofrece una solución realmente útil: la lavadora integrable. ¿Habías oído hablar de ella? Este tipo de lavadora se caracteriza por esconder la parte frontal del electrodoméstico, de manera que parezca un armario más de la cocina.

De esta manera, una lavadora integrable cuenta con las ventajas de aportar homogeneidad a la cocina, lo que se traduce en una agradable paz visual. Además, también hace que el espacio parezca más amplio y luminoso. Olvídate de displays y botones, o de la puerta de ojo de buey. Además, aunque tu lavadora sea blanca o de acero inoxidable, podrás elegir la cubierta del mueble del color que quieras y que mejor combine con el resto de elementos decorativos.

Cocina integrable.

Los electrodomésticos integrables son una solución genial para conseguir cocinas de diseño sofisticadas y minimalistas. Además de la lavadora integrable, también puedes instalar la secadora, el frigorífico y el lavavajillas en este formato. Así la uniformidad será prácticamente total.

En el caso de las lavadoras, hay tres tipos de instalación diferentes. A continuación, te aclaro cómo es cada una:

Lavadora integrable.

Se caracterizan porque apenas tienen detalles estéticos, pues están concebidas para instalarse dentro del mueble y completamente unidas a la puerta. Su funcionamiento es igual que el de cualquier lavadora.

Lavadora panelable.

Consiste en una lavadora convencional, solo que puedes instalar un panel adherido a la puerta de forma que quede prácticamente oculta y solo se vea el display.

Lavadora de libre instalación.

Puedes instalarla de forma independiente en el hueco de la cocina que prefieras. A diferencia de las anteriores, este tipo de lavadoras están completamente a la vista.

Conoce algunos modelos de lavadoras integrables.

A la hora de comprar una lavadora integrable, tienes diversas opciones de marcas. Cada una con sus tecnologías y funcionalidades. A continuación te descubro algunos modelos recomendables por su calidad-precio:

Lavadora WIW28300ES de Bosch: pertenece a la Serie 6, la gama intermedia de la marca Bosch. Uno de sus grandes atractivos es la eficiencia energética: un 20% de consumo que una lavadora A+++, es decir, que es superior a la mejor etiqueta del mercado. Por otro lado, sus programas VarioPerfect son muy interesantes, ya que puedes elegir que el ciclo sea un 65% más rápido o que ahorre un 50% más de agua y energía. Por último, el diseño especial del tambor consigue un tratamiento más delicado de la ropa.

Lavadora 3TI773BC de Balay: 7 kg de capacidad para que los hogares de varios miembros puedan hacer la colada sin problemas. Dispone de una velocidad de hasta 1000 rpm, que asegura unos buenos resultados de limpieza. Además, puedes elegir hacia dónde instalar la puerta del mueble para que no te coincida con la de otro armario contiguo.

Lavadora LI3 1470 E de Teka: cuenta con 16 programas diferentes y tiene disponible la programación diferida 24 horas. Además, un indicador te dice el tiempo restante hasta que acabe el ciclo, para que así puedas planificarte con otras tareas que tengas que hacer. Por último, dispone de una regulación automática del consumo de agua. Puedes encontrarla aquí.

Lavadora L61270WDBI de AEG: este modelo de lavadora admite 7 kg de capacidad como lavadora y 4 kg como secadora. Dispone de un sistema de seguridad que la protege de posibles daños causados por el agua, y es que la entrada de la manguera está reforzada y también cuenta con un sistema de prevención de desbordamientos. Su display LCD te asegura un manejo intuitivo y cómodo.

 

Seguro que ya has decidido qué lavadora integrable te convence más. ¿Cuál has elegido? Cuéntanos qué es lo que más te gusta de su funcionamiento y así, entre todos, daremos con la mejor lavadora integrable del mercado. Aunque, como todo, para gustos, los colores. ¡Suerte!

Envía un comentario