Consejos infalibles para limpiar la lavadora

0

El cuidado de electrodomésticos, sea de la índole que sea, es una de las reglas básicas que debes seguir en tu hogar si deseas ahorrar y dedicar el dinero de posibles averías a otros menesteres. Cada uno de los aparatos domésticos de tu cocina, independientemente de su marca o fabricante, cuenta con un tiempo de duración límite y características propias. Las lavadoras además, son más propensas a acumular restos de cal y detergente que pueden averiarlas con mayor facilidad. Es por ello, que limpiar la lavadora cada cierto tiempo, se hace primordial para un funcionamiento adecuado.

Realizar un buen mantenimiento a tus electrodomésticos de cocina, es sin duda la mejor forma de conservarlos y alargar su vida útil. Conseguir que tu lavadora de carga superior disponga de una vida longeva conservando todas sus funciones y rindiendo como el primer día, es posible. Con realizar algunas tareas diarias de mantenimiento al día, de forma sencilla y con poco esfuerzo, podrás presumir de aparato nuevo durante más tiempo.

 

Trucos y consejos que no debería olvidar para limpiar tu lavadora.

 

– Usa menos o nada de suavizante en los lavados. Lo mismo ocurre con la lejía, con una cucharada de lejía concentrada ya tienes suficiente. Recuerda que las lavadoras de alta eficiencia usan menos agua, y necesitan menos cantidad de producto.

 

– No dejes que la ropa húmeda se quede en la lavadora. Esto hace que proliferen  malos olores, humedad y moho.

 

– Cuando no estés usando la lavadora, deja la puerta entreabierta, conseguirás una mejor ventilación y evitarás el crecimiento del moho.

 

Limpiar tu lavadora es muy importante. La goma de la puerta se podría limpiar con una solución de agua y vinagre a partes iguales con regularidad. Puedes usar bastoncillos para las partes difíciles de limpiar. Limpia el interior del tambor también con esta solución.

 

– Para un buen mantenimiento y una correcta limpieza mensual, vierte un poco de vinagre blanco en lugar de detergente en el dispensador y agrega una taza de bicarbonato de sodio directamente en el tambor. Acto seguido programa tu lavadora a la temperatura más alta y con el ciclo de lavado más prolongado.

 

– Para casos extremos de olores a humedad, sustituye el vinagre por lejía y pon en marcha algunos ciclos rápidos con agua caliente.

 

– Si posees una lavadora con ciclo de autolimpieza, consulta las instrucciones del fabricante.

Envía un comentario