La ropa en la secadora

0

Al igual que las lavadoras, las secadoras también tienen una capacidad de carga. Así que si estás pensando en comprar una deberás decidir si quieres o necesitas una secadora de 8kg, de 10kg o de 12kg. Sí, aunque te parezca una barbaridad, también existen secadoras con esta capacidad. Y por supuesto debes saber, que el introducir la cantidad de carga apropiada a la capacidad de la secadora influirá directamente en los resultados que obtengas.

Actualmente la secadora es un electrodoméstico que encontramos en casi todas las casas. Hace varios años pocos hogares tenían una, y existía la creencia generalizada de que la secadora estropeaba la ropa. Como ha sucedido con todos los electrodomésticos, también las secadoras han evolucionado, y las tecnologías que utilizan para el secado y el cuidado de la ropa también lo han hecho. Es más, está demostrado que la ropa se estropea mucho más secándola al aire libre que haciéndolo en una secadora, puesto que el sol, por ejemplo, acaba comiéndose los colores y deteriorando los tejidos.

Sin embargo, el hecho de que cualquier secadora hoy en día esté preparada para cuidar tus prendas no significa que puedas limitarte a sacar la ropa de la lavadora y meterla tal cual en la secadora. Seguramente, tu secadora esté preparada para secar casi todos los tejidos, pero debes saber que dependiendo del tejido deberás seleccionar un programa u otro si quieres obtener los mejores resultados y mantener tus prendas como nuevas durante mucho tiempo.

El secreto para no equivocarte es consultar la etiqueta para comprobar los tejidos de cada prenda y verificar qué programa debes utilizar en función de los mismos.
Para que te hagas una idea la ropa que puedes meter a tu secadora sin ningún miedo es la siguiente:

Prendas sintéticas y de algodón, como vaqueros, camisas y camisetas, ropa deportiva, toallas, sábanas, etc. La ropa de lana también meterla a tu secadora, eso sí, seleccionado el programa para prendas delicadas. Y también puedes meter zapatillas deportivas, aunque te recomiendo que utilices una bolsa de rejilla o un cesto especial que incluyen algunas secadoras para esto.

Evita por ejemplo meter prendas de lino, ya que este es un tejido natural y podría encoger. No metas tampoco prendas con gomas ya que podrían derretirse al someterse altas temperaturas. Y tampoco introduzcas prendas con rellenos de espuma.
De todos modos, cualquier secadora hoy en día, como la secadora Serie 6 WTW87640ES de Bosch, cuenta con programas específicos que vienen detallados en el panel frontal y que son muy intuitivos a la hora de elegir el correcto.

8k, 10k ¿o 12kg?

El tema de la capacidad como ya he mencionado al principio es también muy importante. Y debes saber que si sueles meter toda la colada a la secadora tendrás que comprar una con mayor capacidad de carga que tu lavadora.
Las secadoras de 8kg de carga suelen ser los modelos más habituales ya que pueden secar casi todos los tamaños de prendas y son aptas para familias de tamaño medio.

Las de mayor carga suelen estar en hogares de más de cuatro personas o en aquellos en los que se lava y seca a menudo textiles grandes y de más peso, como edredones o cortinas.

El hecho de separar las prendas antes de meterlas a la secadora no solo influirá en que tu ropa estará más cuidada, sino también en la eficiencia del secado. Esto es por la distribución de las prendas durante el ciclo, ya que las prendas más pesadas como vaqueros o pantalones tienden a quedarse en la parte posterior del tambor, que es la que está más alejada del sensor de humedad, mientras que las prendas más ligeras, se quedan en la parte delantera.
Por si no lo sabías, el sensor de humedad de la secadora es el encargado de secar correctamente las prendas determinando el grado de humedad de cada uno.

Este es el motivo por el que, si metes una colada mixta a tu secadora en la que hay vaqueros y calcetines, puede que el ciclo finalice sin que los vaqueros estén completamente secos, mientras que el resto de las prendas sí lo estén.

¿Qué secadora necesito?

Ahora que sabes cómo utilizar correctamente tu secadora, estoy seguro de que vas a sacarle el máximo partido. Ya no volverás a meter tu ropa sin mirar antes las etiquetas ni seleccionar el programa más adecuado a cada tejido. Y si todavía no tienes una, es el momento de ponerle remedio.
Aunque las tiendas están cerradas todavía, no necesitas acudir a una para comprar una secadora. Todas las tiendas online siguen funcionando y dando servicio, así que solo tienes que visitar unas cuantas, comparar modelos, cargas, programas, etc. y ver cuál se adapta mejor a lo que realmente necesitas. Así de sencillo.

Envía un comentario