Cómo limpiar bien la lavadora

0

Nada garantiza mejor el correcto funcionamiento de un electrodoméstico que llevar un buen mantenimiento, algo que consiste fundamentalmente en una limpieza periódica. Es cierto que no solemos acordarnos de limpiar la lavadora porque, como es ella la que se encarga de dejar nuestra ropa sin manchas, asumimos que siempre va a estar limpia por definición. Pero no es así y, de hecho, hay productos para limpiar la lavadora que puedes utilizar y que se encargarán de dejarla como nueva.

“¿Qué hay que limpiar, si la lavadora está en constante contacto con agua?”, pensarás. Precisamente ese es uno de los motivos para llevar a cabo esta tarea, ya que el agua puede generar humedad y esta, a su vez, moho. Por otro lado, piensa en la suciedad que la lavadora elimina de las prendas y que puede quedar incrustada en el tambor.

Además de los restos de detergente. Uno de los problemas que la mayoría de nosotros tenemos es la sobredosificación de detergente. Casi siempre solemos echar demasiado, lo que no solo requiere de aclarados extra, sino que también puede dejar huella en el interior de la lavadora.

Por último, si en casa viven personas alérgicas, limpiar la lavadora es importante para deshacerse de los gérmenes y bacterias que pueda haber. Así garantizas que la ropa no les produzca irritaciones o reacciones en la piel. Recuerda que existen detergentes antialérgicos especiales.

Por todos estos motivos, limpiar bien la lavadora es una tarea que debes incorporar en tu rutina de limpieza del hogar. Te prometo que casi no te llevará tiempo ni esfuerzo, sobre todo si cuentas con los productos para limpiar la lavadora adecuados. ¡Sigue leyendo!

Qué productos usar.

A la hora de limpiar la lavadora puedes recurrir tanto a productos especiales como a algunos remedios caseros. Puedes probar ambas opciones y decidir cuál te aporta los mejores resultados. No obstante, debes saber que, si tu lavadora sufriera algún fallo a causa de un producto no oficial, la garantía no te cubriría el arreglo. Así que te recomiendo que, antes de ponerte manos a la obra con algún ungüento, eches un vistazo a los productos que recomienda tu fabricante. Seguramente tendrás la opción de comprarlos en su propia web y contarás con la confianza de que han sido testados en sus lavadoras.

Pasos para limpiar la lavadora.

Es hora de empezar la sesión de limpieza. Sigue estos puntos uno a uno para realizar un mantenimiento en profundidad:

  • La parte exterior: puedes limpiar el display utilizando un paño suave y húmedo.
  • El tambor: es un elemento esencial y es aquí donde puede acumularse la humedad, así como los restos de suciedad y detergente. Ten en cuenta que es donde ponemos la ropa, por eso tiene que estar en perfectas condiciones.

Para realizar una limpieza del tambor, selecciona un programa a 90ºC, echa detergente en polvo en el compartimento II del cajetín (la mitad de lo que usarías para un lavado normal) y pon en marcha la lavadora sin que haya ropa dentro.

Este proceso es especialmente necesario para aquellos que soléis lavar en frío y a temperaturas bajas, y es recomendable hacerlo cada 20 lavados. Otro de sus beneficios es que previene la aparición de malos olores. ¡Ah! También es muy útil que, después de haber puesto una colada, dejes la puerta de la lavadora abierta para que su interior se seque por completo y evites la humedad.

  • La goma: después de cada lavado, deberías secar la goma de la puerta con un paño. Un gesto sencillo que te ahorra la aparición de hongos.
  • Descalcificación: ya sabes que la cal es el gran enemigo de los electrodomésticos, sobre todo en las zonas donde el agua es muy dura. Para que no deje huelle en la lavadora, deberías descalcificarla dos veces al año. Tendrás que vaciar el tambor, echar producto descalcificador para lavadoras en el compartimento II del cajetín y seleccionar un programa a 60ºC. Cuando haya terminado, repite el programa, pero sin producto, para que desaparezca cualquier resto.
  • El filtro: dos veces al año también debes limpiar el filtro de la lavadora. Para ello, coloca unas toallas o un recipiente por si sale algo de agua. Solo tienes que levantar la tapa que hay en la parte inferior de la parte frontal, sacar el filtro y limpiarlo con agua caliente y un cepillo.

Sobre los remedios caseros, uno de los productos para limpiar la lavadora que puedes usar es el vinagre blanco. Seguro que ya conoces su poder desinfectante y quizá lo hayas usado alguna otra vez en casa. Los que no debes utilizar en ningún caso son productos que contengan disolventes ni cloro, ya que pueden corroer los materiales. Además, tampoco son aconsejables los estropajos de acero.

¡Mira cómo brilla tu lavadora!

Envía un comentario