Cómo cambiar la goma de lavadora

0

La lavadora funciona como un engranaje de elementos donde cada pieza tiene una misión esencial. Como, por ejemplo, la goma de la lavadora. Esta consigue un cierre hermético de manera que ni el agua ni el jabón se escapen por la puerta. Aunque si la suciedad se ha quedado muy incrustada por el paso del tiempo, la goma puede verse deteriorada. En ese caso, debes saber que es posible cambiar la goma de la lavadora y sustituirla por una nueva.

Cuándo ha llegado el momento.

No hay una periodicidad concreta a la hora de cambiar la goma de la lavadora. Como te decía arriba, tendrás que fijarte si está en buen estado. Ten en cuenta que, como está en contacto con agua y detergente la mayor parte del tiempo, y debido a las características propias del material, la goma puede sufrir especialmente con la humedad y el moho.

Para asegurarte una goma de la lavadora correctamente cambiada, los técnicos oficiales de tu fabricante son los que mejor pueden ayudarte. Nadie conoce el producto como ellos y seguramente lo harán de la forma más rápida. La mayoría de marcas disponen de servicios técnicos oficiales con los que puedes contactar fácilmente por teléfono, vía online, e incluso WhatsApp, como es el caso de Bosch.

Lo mejor es que te pongas en contacto con ellos y les comentes que tienes dudas sobre si es el momento de cambiar la goma de la lavadora, así como si te pueden dar pautas para hacerlo o es preferible que un técnico vaya a tu casa a hacerlo. Ya sabes que ellos conocen a la perfección “las tripas” de tu lavadora y, además, disponen de piezas y recambios de calidad.

Otro de los motivos por los que no deberías aventurarte a cambiar la goma de la lavadora tú solo sin contar con una opinión profesional es que, si sucediera cualquier incidencia, la garantía no cubrirá ese arreglo.

Prevención y mantenimiento de la goma.

Insistimos en que, con un buen mantenimiento, seguramente nunca tengas que cambiar la goma de tu lavadora. Por ejemplo, hay un gesto muy sencillo que puedes hacer después de cada ciclo y que prácticamente te asegura una goma libre de problemas: sécala con un paño para que no se estropee por culpa de la humedad. Además, fíjate en que no queden residuos orgánicos en los pliegues e hidrátala para tratar las grietas o estrías que puedan aparecer. Te lo detallo todo paso a paso:

  • Usa papel de cocina para limpiar pelusas y otro tipo de suciedad que haya quedado en la goma.
  • Utiliza alcohol de quemar para desinfectar la goma. Puedes aplicarlo con más papel de cocina. Después, espera a que se seque.
  • Para hidratar la goma, empapa un algodón con aceite y aplícalo sobre las grietas. Observarás cómo desaparecen progresivamente.

Siguiendo estos consejos, lo más probable es que nunca tengas que preocuparte por cambiar la goma. ¡Y hacerlo no te lleva casi tiempo!

Cómo alargar la vida de la lavadora.

Además del cuidado de la goma de la lavadora, también hay otros trucos que puedes poner en práctica para alargar la vida útil del electrodoméstico. Normalmente solo nos preocupamos de meter la ropa sucia y darle al botón, pero la lavadora necesita un mantenimiento mínimo para seguir funcionando como la seda. Lo resumo en cinco puntos:

  1. No sobrecargues la lavadora. El exceso de ropa puede acabar afectando al centrifugado, haciendo que pierda revoluciones y que la ropa salga más mojada de lo que debería.
  2. Acuérdate de limpiar el tambor de la lavadora cada 3-4 meses. Así te desharás de los restos de detergente y también prevendrás la aparición de malos olores. Puedes usar un limpiador en polvo que seguro puede recomendarte el fabricante.
  3. Después de cada lavado, además de secar la goma de la puerta como te he explicado, también es conveniente dejar la puerta de la lavadora abierta, al menos durante media hora. Evitarás que se genere humedad entre el tambor y la goma.
  4. Limpia el filtro de la lavadora para que esas monedas y objetos, que por despiste nos dejamos en el bolsillo del pantalón, no acaben provocando un mal mayor en los conductos de la lavadora.
  5. Tampoco te olvides de limpiar de vez en cuando el display de la lavadora con un paño húmedo, así como el cajetín de detergente y suavizante. Con que lo enjuagues bajo el grifo y te ayudes de una bayeta para quitar los restos, es suficiente.

Envía un comentario