El centrifugado ideal para tu ropa

0

Poner la lavadora es una de las tareas domésticas que hacemos más a menudo, incluso en algunos hogares, más de una vez al día. Por tanto, se convierte casi en una tarea rutinaria y esto implica a veces que no prestemos demasiada atención en cómo lo hacemos, puesto que nos sale de forma automática.

Sin embargo, esto es un error y siempre deberíamos ser cuidadosos y prestar la atención que esta tarea requiere. No quiero decir con esto ahora que poner la lavadora sea algo complicado y que solo puedan hacerlo personas cualificadas para ello, nada más lejos de la realidad, pero ¿a quién no le ha ocurrido que ha mezclado ropa blanca con ropa de color por ir con prisas y no perder tiempo en separar las prendas? Y claro, luego vienen los disgustos.

Lo mismo puede ocurrirnos si programamos nuestra lavadora siempre para el mismo tipo de prendas, pensando que así ahorramos tiempo, y la sorpresa nos llega cuando al sacar la colada nos encontramos una camiseta de algodón que hemos lavado a 60º y que se nos ha quedado del tamaño de un bebé.

Está claro que cada tejido necesita un lavado y cuidados diferentes, y lo mismo ocurre por lo tanto con el centrifugado de la lavadora.

 

Cada material necesita el suyo

Todos sabemos que depende del tipo de prenda que vamos a lavar hemos de seleccionar el tipo de lavado, es decir, agua fría para las prendas más delicadas o que pueden encoger, agua a temperaturas elevadas para ropas muy sucias o de trabajo… Creo que esto es algo que más o menos todos tenemos claro, y que por regla general solemos tener en cuenta a la hora de poner la colada, sin embargo, pocas veces pensamos en el tipo de centrifugado que nuestras prendas necesitan, y esto, también es muy importante.

MCuidado de tu ropauchas veces pensamos que, si nuestra lavadora lava a muchas revoluciones, nuestra colada saldrá mucho más limpia, sin embargo, esto no es así, pero sí que saldrá menos húmeda si el centrifugado de la lavadora se realiza a mayor velocidad.

Esto es algo que debería tener muy en cuenta alguien que va a comprar una lavadora y que vive en una zona con mucha humedad, o que no tiene secadora.

Pero no por ello, debemos lavar siempre con centrifugados rápidos, ya que cuando se trata de prendas delicadas como la lana, podrían llegar a estropearla, por lo tanto, cuando lavemos este tipo de tejidos, debemos bajar las revoluciones de nuestra lavadora para que el centrifugado no estropee nuestras prendas.

Resumiéndolo de forma breve, cada tipo de prenda necesita un ciclo de lavado diferente, al igual que un aclarado y un centrifugado distintos. De esta manera las prendas blancas de poliéster, sintéticas o con mezcla de algodón necesitarían un lavado normal a una temperatura máxima de 60º y un centrifugado corto.

Sin embargo, si nuestra colada está compuesta por prendas de punto, que evidentemente no queremos que encojan o fibras que no se planchan, lo ideal sería utilizar un programa para prendas delicadas que lave a una temperatura máxima de 40º y que no centrifugue o lo haga a una velocidad muy lenta. Por eso en estos casos es recomendable bajar las revoluciones de nuestra lavadora.

Hoy en día existen modelos en el mercado con tecnologías muy avanzadas y con programas inteligentes que consiguen unos resultados increíbles, por ejemplo la lavadora Balay 3TS976BA, que centrifuga a 1200 rpm y tiene una capacidad de carga de 7 kg o la lavadora AEG L8FBE842 cuya carga del tambor es de 8 kg.

¿Por qué mi lavadora no centrifuga?

De hecho, el centrifugado de la lavadora influye bastante en la vida útil del electrodoméstico, y de repente podemos encontrarnos con que nuestra lavadora no centrifuga. Las causas pueden ser variadas, pero una de las más comunes es que el motor se haya quemado, o que el desagüe se haya obstruido. En cualquiera de los casos te recomiendo que llames siempre al servicio técnico oficial de la marca para evitarte disgustos.

También es frecuente que a veces pensemos que el centrifugado no está funcionando bien porque escuchamos un ruido parecido a un silbido y creemos que algo está fallando. Pero tranquilos, esto no debe preocuparos. Este tipo de ruidos en los centrifugados es normal y salvo que sea un ruido que antes la lavadora no hacía seguramente no tenga ninguna importancia.

Lo que debemos tener claro, es que el tipo de centrifugado de nuestra lavadora influye muchísimo en el cuidado de nuestras prendas y que por lo tanto, debemos prestar atención al tipo de centrifugado que seleccionamos.

 

Envía un comentario