Características de una secadora portátil

0

Hoy en día, por su ubicación y forma de uso se pueden diferenciar varios tipos de secadoras de ropa pequeñas. Las más usadas por los consumidores son las secadoras de libre instalación y las secadoras integrables. Esto son los tipos de secadoras de ropa más comunes en los hogares y normalmente actúan en conjunto con las lavadoras creado un centro de lavado y secado casero

La mayoría de los consumidores conocen las convencionales secadoras que, independientemente del sistema de secado que utilicen, reinan en los hogares. No obstante existe otro tipo de secadora que por su poco uso, no es muy conocida: la secadora portátil.

Desde su llegada, la secadora portátil ha revolucionado el mercado de estos aparatos al convertirla en un utensilio que se puede transportar allá donde vayas, que te permitirá llevárnosla de viaje y que no te supondrá un gasto desorbitado, pues su precio oscila entre 50 euros y 150 euros.

La secadora portátil tiene como virtudes que es un equipo fácil de montar y de almacenar, no consume demasiada potencia y la puedes llevar a casi cualquier parte que la necesites. Su principal ventaja es que elimina las arrugas y que su precio es muy inferior a las secadoras integrables. No obstante, hay que tener en cuenta que presenta algunos inconvenientes a estas últimas: carga limitada, ruido y una eficacia de secado baja, especialmente en el caso de tejidos de algodón y de cierta densidad.

Una secadora de ropa pequeña, pero muy funcional.

La secadora portátil ofrece un sistema fácil de montar, como aseguran sus fabricantes, y que a pesar de ser portátil se muestra como sólido y seguro. Consta de dos partes: un calefactor con patas y un perchero y todo el conjunto pesa apenas 4 kg. Algunas secadoras pueden llegar a secar hasta 10 kg. de ropa, algo que es de agradecer si vas de viaje con la familia.

Según indican sus fabricantes, la secadora portátil ahorra más energía que un modelo tradicional para las mismas cargas de ropa. Una secadora de condensación emplea 3,12 kWh, y si lleva bomba de calor gastaría 1,80 kWh, mientras que una de evacuación llegaría hasta los 2,92 kWh.

Aunque la secadora portátil no gana a su homónima integral en el aspecto del ruido, debido a que el calefactor está provisto de un pequeño ventilador, se puede afirmar que no se aprecian vibraciones y esto es algo de agradecer.

 

 

Envía un comentario